miércoles, 22 septiembre 2021 08:32

José Miñones espera la pronta repatriación del marinero liberado en Yemen

el corte ingles

El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, ha trasladado este lunes su «felicitación» al Ministerio de Asuntos Exteriores y al ministro José Manuel Albares por las gestiones que culminaron en la liberación del marinero gallego Pablo Costas, que estaba detenido en Yemen bajo un cargo de supuesta pesca ilegal desde septiembre del año pasado.

Miñones ha puesto en valor el trabajo desarrollado por el ministerio para conseguir la liberación del patrón pesquero, vecino de Bueu, «un trabajo silencioso, constante y sin publicidad, que finalmente logra el éxito con la liberación del marinero».

Pablo Costas, junto a una treintena de tripulantes del pesquero ‘Cobija’ (de bandera boliviana y armador somalí), llevaba 11 meses retenido en el puerto de Al Mukallah. El sindicato CUT y su familia denunciaron en reiteradas ocasiones que no disponían de asesoría jurídica o traductores y que, en las últimas semanas, su situación se había agravado por la falta de víveres o asistencia sanitaria a bordo.

El motivo de su detención fue una denuncia promovida por Australia por supuesta pesca ilegal en el Índico y, desde septiembre de 2020, el ‘Cobija’ y sus tripulantes han estado retenidos en el puerto yemení de Al Mukallah.

José Miñones ha subrayado que tanto el Ministerio de Asuntos Exteriores como las legaciones próximas a Yemen (donde España no tiene embajada), han dado «ayuda diplomática» y realizado gestiones para su liberación y, en las últimas fechas, también para poder suministrar víveres a la tripulación retenida, «ante el abandono de la empresa propietaria del buque».

Este domingo, fuentes del Ministerio confirmaron la liberación del marinero gallego, que permanece en un hotel de Al Mukallah a la espera de que se gestione su repatriación. Al respecto, el delegado del Gobierno ha señalado que Exteriores «está gestionando su traslado a la capital» para que pueda tomar un vuelo y salir de Yemen, y ha mostrado su deseo de que ese traslado sea «lo más rápido posible» para que Pablo Costas pueda volver «a casa».

Fuentes de la familia y del sindicato CUT han apuntado que, con toda probabilidad y dada la situación de guerra de Yemen, habrá que habilitar un convoy de seguridad para trasladar a Costas al aeropuerto del país y que, desde allí, pueda volar a El Cairo y luego a Madrid. De momento, no hay fecha concreta para el regreso.