sábado, 25 septiembre 2021 11:53

La DANA ocasiona importantes daños en el olivar de la provincia de Toledo

La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Toledo ha realizado una primera valoración de los daños en cultivos agrícolas provocados por la fuerte tormenta caída este miércoles en varios puntos de la provincia y que ha ocasionado «cuantiosas pérdidas» en amplias zonas, con cosechas perdidas y caminos intransitables.

Según las primeras estimaciones realizadas por los servicios técnicos de la organización agraria, la tromba de agua y granizo ha afectado sobre todo a una extensa franja de terreno agrícola de los municipios de La Puebla de Montalbán, Casasbuenas, Navahermosa, Gálvez, Polán, Guadamur y Cobisa, donde ha tirado toda o la mayor parte de la producción de aceituna.

En este caso, el cultivo del olivar venía con una cosecha inferior a la normal debido a las secuelas del temporal Filomena del pasado mes de enero; en concreto se estima que rondaba el 70% de un año normal. Tras el paso de la DANA, muchos de estos olivares se han quedado sin producción, según ha advertido Asaja en nota de prensa.

Otros cultivos afectados son los hortícolas, con daños en explotaciones de tomate en La Puebla de Montalbán y en productos de huerta en La Sagra. Entre los numerosos damnificados, en el municipio de Recas, la granizada ha ocasionado importantes daños en una plantación de 130.000 lechugas, continúa la organización.

A los daños en los cultivos hay que añadir los ocasionados en los caminos, algunos de ellos ya muy afectados por Filomena y que ahora están intransitables. Asaja Toledo solicita mayor implicación de las administraciones de las que dependen los caminos que, en muchas ocasiones, tienen que ser arreglados por las asociaciones de agricultores ante la inacción de los poderes públicos.

La organización agraria recuerda que más de tres meses después de publicarse el RD-Ley 10/2021 de medidas urgentes para paliar los daños de Filomena aún no hay normativa que lo desarrolle, por lo que los pocos afectados que podrían optar a indemnizaciones, aún no han podido solicitarlas. Muchos de estos agricultores tienen que afrontar ahora, además, pérdidas por la DANA, lamenta Asaja.

En cuanto a las ayudas regionales, Asaja sigue a la espera de la publicación de las ayudas para la recuperación del olivar afectado por Filomena, a cuyo borrador la organización agraria ha presentado alegaciones y sigue trabajando con la Consejería de Agricultura para su aprobación lo antes posible.

Por otro lado, desde Asaja se sigue insistiendo en la necesidad de modificar las condiciones del seguro agrario para incentivar su contratación, ante los fenómenos meteorológicos adversos que se están produciendo cada vez con mayor frecuencia. «Las sequías recurrentes, los episodios de DANA o temporales como el de Filomena advierten de la necesidad de adaptar el seguro a la situación actual del campo para que sea una herramienta eficaz para los agricultores y ganaderos», concluyen desde la organización.