viernes, 17 septiembre 2021 02:46

Cómo reducir el estrés y la depresión postvacacional

Está por llegar el mes de Septiembre, está a la vuelta de la esquina como decía mi abuela, son contados los días que quedan de vacaciones, queremos disfrutarlos hasta el último segundo, pero también debemos ir adaptándonos nuevamente para el inicio de nuestras actividades laborales. Aqui hablaremos un poco de como reducir la depresión y el estrés que causa volver al trabajo

Reinsértanos a la vida laboral, posterior a nuestras vacaciones, para muchos no es algo tan sencillo, como decir: mañana me toca ir a trabajar. Desde que iniciamos el primer  día todo cambia, al salir da casa vemos que todo es diferente, esto puede causar algunos cambios en el carácter y el humor de algunos. Lo más difícil es el horario, en vacaciones ni siquiera sabíamos que hora era cuando nos levantábamos. En el trabajo el tiempo controla parte de nuestra vida.

Entender que ya terminaron

Entender que ya terminaron depresión

Ya en casa el último fin de semana libre, debemos iniciar el trabajo mental para evitar el estrés y la depresión , de saber que en pocos días inician nuevamente la jornada laboral. Para centrarnos mejor en la realidad que terminaron las vacaciones,  podemos hacer algunas actividades no pesadas, pero que son de costumbre en el día a día cuando no estas de vacaciones.

La más fácil es ir a nuestro closet y revisar nuestra ropa que usamos para ir al trabajo y escoger las camisas que te pondrás la primera semana. Puedes mientras estés viendo televisión, limpiar tu maletín y revisar si esta todo lo que requieres. Llama tus compañeros de trabajo y conversa con ellos. 

Ajustar los horarios

Ajustar los horarios depresión

Lo más difícil del reinicio al trabajo, es acostumbrarse al horario de trabajo, en vacaciones no tenemos hora para nada, comemos, nos bañamos, nos vestimos y nos acostamos a la hora que nos plazca. Intenta en tus últimos días de vacaciones levantarte temprano, puedes ver la tele y tomarte un café. En algunos casos el cambio radical de horario puede ser muy estresante, causando depresión.

Puedes darte una ducha mañanera, planifica las horas de comida, trata de hacer la rutina en las mañanas parecidas a las que tienes cuando estás trabajando, incluido calentar tu coche.

Planificar a corto plazo

Planificar a corto plazo depresión

Puedes ir planificando eventos a corto plazo, como ir al cine, salir a comer con tu pareja, llama a tus compañeros de trabajo y póngase de acuerdo para un sábado hacer una parrilla.

Hasta puedes ir pensando en tres lugares donde desea disfrutar tus próximas vacaciones y conversarlo con tu familia a ver que si están de acuerdo, esto te relajara y evitaras situaciones estresantes, y entrar en depresión.

Ajusta tus rutinas

Ajusta tus rutinas

Ya comenzó la jornada laboral, iniciemos las mañanas tal cual lo hacíamos en vacaciones, pero levantándonos a la hora indicada. No te vistas para ir a trabajar antes de comer, en vacaciones comías en pijamas viendo la tele. Puedes seguir haciéndolo y al terminar te vistes y al trabajo, solo debes ajustar la hora de levantarte.

Al llegar a tu casa después de tu trabajo, ponte ropa cómoda y  ve al jardín, riega las plantas, o siéntate y lee un buen libro, como si aún estuvieses de vacaciones o revisa si en la televisión  si van a pasar alguna película que deseabas ver.

Manténer orden en tu vida

Manténer orden en tu vida

No es que tu vida sea desordenada, pero en vacaciones hay muchas cosas a las cuales no les ponemos cuidado, como por ejemplo la hora de dormir y lo que comemos, ambas cosas que son de vital importancia y en vacaciones jamás estaremos pendiente de eso.

Para mantener el cuerpo saludable y evitar entrar en depresión debemos iniciar nuevamente a ordenar, la hora de dormir y de comer. El tipo de alimento que ingerimos. Cuidemos de dormir al menos 7 horas al día, eso nos evitara malestares que pudieran transformarse en mal humor en el trabajo, así como en diversas ocasiones pesadez estomacal..

Aprovechar el tiempo libre

Aprovechar el tiempo libre

Organiza actividades que fácilmente puedas realizar al salir de tu trabajo, puedes ir al gimnasio, a nadar en el club, al cine. Llama a tu pareja e invítala a comerse un helado y pasen una noche diferente fuera de casa. Mantén tu vida activa y placentera, cuando no estés de vacaciones.

También puedes planificar actividades con tus compañeros de trabajo, desde ir a comerse unas tapas junto con unas copas de vino o ir a jugar al bowling. Tu auto estima siempre debe estar en positivo y tu actividad laboral será mucho más placentera.