sábado, 25 septiembre 2021 09:39

El perro y sus alergias – ¿Qué hay que saber?

Los seres humanos no somos los únicos con alergias. Nuestros mejores amigos también pueden sufrir alergias relacionadas con diversas causas, lo que provoca problemas en la nariz, la piel y otras partes del cuerpo. Por desgracia, las alergias a los perros van en aumento, por lo que es bueno conocerlas y prevenirlas.

¿Cuáles son las alergias más comunes a los perros?

Las principales alergias relacionadas con nuestros amigos son:

  • Dermatitis alérgica, causada por pulgas
  • Atopía
  • Alergias alimentarias

La primera está relacionada con las picaduras de pulgas (desde las más comunes hasta las más raras) y se da en perros a partir de los 6 meses de edad. Las pulgas, al picar, inyectan su saliva, que contiene proteínas perjudiciales para nuestros perros. La reacción del perro puede ser inmediata (en la primera media hora) o retardada (después de unas horas).

La atopia es una alergia ambiental que afecta al 15% de los perros, siendo ciertas razas especialmente propensas a este problema, como los bóxers o los golden retrievers. Generalmente, este problema se produce entre el primer y el tercer año de vida, y está causado por elementos ambientales aparentemente inofensivos, como el polen o las hierbas. El daño principal se produce en los tejidos, con una reacción inflamatoria perturbadora, con la entrada de los alérgenos a través de las vías respiratorias o de la piel.

La alergia alimentaria puede producirse a cualquier edad, y está causada por la ingesta de un determinado alimento durante un periodo de tiempo prolongado, que desencadena una reacción alérgica.

Si la mucosa intestinal no protege adecuadamente al perro, los alérgenos pueden atravesar la barrera intestinal y provocar una reacción. Los alimentos más comunes en las alergias alimentarias son la carne de vacuno, los huevos, la leche (con sus derivados) y otros..

¿Cuáles son los síntomas?

Aparte del picor, que es bastante común sobre todo en las dos primeras alergias enumeradas, tenemos problemas digestivos, inflamación de los tejidos y un cambio de comportamiento notable, que está condicionado por los síntomas físicos.

¿Cómo prevenir las alergias a los perros?

Las alergias relacionadas con la presencia de parásitos y pulgas requieren un tratamiento antiparasitario, pero también es fundamental alimentar al perro adecuadamente, ofreciéndole una variedad de proteínas. Muchas veces, las alergias alimentarias también están causadas por un cambio más o menos drástico en la dieta. En cambio, la atopia es hereditaria, por lo que es mejor no criar perros con esta alergia.

¿Cuáles son las recomendaciones de alimentación?

Para empezar a tratar problemas como las alergias alimentarias, hay que alimentar al perro evitando los alérgenos, después de haberlos identificado. Es importante proporcionar una dieta que evite a toda costa los posibles alérgenos. Hay empresas como Bellfor que ofrecen productos como alimentos con proteínas de insectos, que tienen estructuras de aminoácidos complejas. También hay suplementos especiales en la web que reducen los síntomas de la alergia al reforzar el sistema inmunitario (debilitado por el largo contacto del perro con el alérgeno).

Sin embargo, el consejo es consultar a un veterinario competente para analizar mejor el comportamiento y los posibles problemas de alergia. Queremos que nuestro perro esté bien, así que donde hay competencia hay seguridad.