lunes, 20 septiembre 2021 01:47

El PSOE busca candidatos dignos para unas elecciones madrileñas decentes

Madrid está siendo un calvario para Ferraz. Ni en la asamblea, ni el ayuntamiento aciertan con los candidatos a pesar de ser apuestas personales del propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Tanto Ángel Gabilondo como Pepu Hernández han decidido abandonar el liderazgo de los socialistas madrileños. Gabilondo tras no convencer al electorado en las urnas y Pepu por estar cansado. Dos perfiles aburridos propuestos por Sánchez que han llevado al partido a acabar en manos de una gestora.

El último de ellos, Pepu Hernández, abandonó el grupo municipal ayer mismo. En un comunicado, la comisión gestora del PSOE-Madrid ha informado de que Pepu Hernández, “daba por finalizada su etapa en el Ayuntamiento de Madrid”. Asimismo, el líder de los socialistas en el ayuntamiento capitolino ha decidido despedirse a través de sus redes sociales.

Pepu era el fichaje estrella de Pedro Sánchez para hacerse con la alcaldía madrileña. Hernández era amigo personal del presidente del Gobierno y el pasado en común en el mundo del baloncesto hizo que Sánchez le colocará al frente del PSOE-Madrid. Como pudo comprobar MONCLOA.com, desde hace meses Pepu Hernández se mostraba cansado en los plenos, trayéndose las replicas escritas desde casa y siguiéndolas con el dedo cuando le tocaba intervenir.

Pepu Hernández se mostraba cansado en los plenos, trayéndose las replicas escritas desde casa y siguiéndolas con el dedo 

Sin embargo, no solo Pepú es el único que ha abandonado el barco municipal de los socialistas. En lo que va de legislatura, han renunciado a su cargo cuatro de los ocho concejales del grupo socialista. Las otras salidas corresponden a los exediles Mercedes González, Alfredo González y Maite Pacheco que fueron fichados por Sánchez para ocupar cargos en el Ejecutivo nacional. Unos perfiles aburridos como lo era Pepu que no tienen mucho tirón mediático.

Pero el hundimiento de los socialistas en la institución municipal no es el único batacazo de Ferraz en la región madrileña. El PSOE de la Comunidad de Madrid también está en manos de una gestora desde hace meses y ha abierto las ofertas de empleo para encontrar a su nuevo secretario general. Tras retirar a Ángel Gabilondo y José Manuel Franco, dos perfiles sosos, Ferraz ha decidido organizar unas primarias el 23 de octubre para encontrar un nuevo líder. Habrá que poner el Open to work en LinkedIn.

LOS JÓVENES QUE VIENEN A ARREGLARLO TODO

Estos fracasos del partido en Madrid tienen que ser enmendados antes de tener un nuevo batacazo en las urnas por lo que Ferraz ya ha puesto en marcha la maquinaria para buscar nuevos perfiles. Entre estos nuevos políticos, el partido liderado por Pedro Sánchez busca dar un aire de frescura y juventud al partido. Ya lo intentaron rejuveneciendo la lista electoral de las pasadas elecciones autonómicas madrileñas con miembros como Javier Guardiola que ha conseguido su escaño en el hemiciclo madrileño pero como oposición.

Sin embargo, ahora llega la gran apuesta para captar el voto juvenil y esta es: Juan Lobato. Con tan sólo 35 años, Lobato se ha puesto como objetivo captar el voto joven por el mero hecho de ser joven. El exalcalde de Soto del Real ya ha anunciado su candidatura a presidir el PSOE-M y sorprendentemente se ha hecho con los apoyos de los grandes del partido. Los socialistas ya tienen salvador: Lobato y no el de la Fórmula 1.

Así, Ferraz trata de hacerse con Madrid con perfiles políticos jóvenes y relegando a sus personalidades más serias. Dejar la división autonómica y el grupo municipal en manos de mujeres de forma electa de momento no es una opción, solo de gestoras como Isaura Leal y Mar Espinar que ocupan el puesto de portavoz de forma momentánea. Se buscan políticos dignos (y jóvenes) para convencer al electorado.