martes, 21 septiembre 2021 20:09

Garaikoetxea no cree que en EH Bildu puedan integrarse «la socialdemocracia»

El exlehendakari Carlos Garaikoetxea ha destacado que EA «trabajó con denuedo» para que la izquierda abertzale «propiciara el fin de ETA» e hiciera posible así los acuerdos con fuerzas de «ideologías progresistas», aunque no cree que en EH Bildu puedan «fundirse ideologías tan diversas como la socialdemocracia y su moderación, e izquierdas dogmáticas radicales» y diferencia entre «una coalición concreta con objetivos concretos con la integración en un partido único».

En un artículo de opinión con motivo del 35 aniversario de la fundación de EA que se cumple este 4 de septiembre, Garaikoetxea recuerda que fueron «nuestros compañeros de Gasteiz, encabezados por Manolo Ibarrondo, los que alzaron bandera de rebeldía ante la deriva del nacionalismo vasco hacia tesis provincialistas y disgregadoras del país, entre otras, la expulsión de los navarros, que se negaron a apoyar un acuerdo con la derecha más antivasca realizado a sus espaldas».

En ese sentido, indica que Ibarrondo es, «en justicia, el fundador de EA, que concebiríamos como un partido regeneracionista del nacionalismo vasco sobre tres pilares básicos: derecho de autodeterminación de un país fragmentado en siete territorios, necesitado de una reunificación de sus instituciones, siquiera sobre unas bases confederativas; planteamiento socialdemócrata, defensor de reformas para la consecución de una sociedad más justa y solidaria; y defensa de los derechos humanos en toda circunstancia y rechazo rotundo de la violencia en el ejercicio de la política».

Tras recordar la adhesión al partido de personas «de relevancia en la cultura en Iparralde, como Xarriton, Manex Pagola, Txomin Peillen y otros afiliados a EA desde sus inicios», Garaikoetxea indica que EA nació apostando por «cooperar con otras fuerzas vascas en pos de tales objetivos y trabajó con denuedo para que la izquierda abertzale propiciara el fin de ETA e hiciera posible así los acuerdos con EA y otras fuerzas de ideologías progresistas, aunque muy diversas».

Así, apunta, «se hizo realidad la coalición EH Bildu, con programas concretos para elecciones concretas y, en especial, contribuimos a la legalización de nuestros socios, arriesgando nuestra propia aceptación legal en las primeras elecciones compartidas con la izquierda abertzale».

El exlehendakari mantiene que la «virtud» de estas coaliciones, «con ideologías distintas pero con programas compartibles en elecciones concretas y diferentes respuestas posibles en temas no concertados, posibilita un amplio abanico electoral que se reduce si se confunde una coalición concreta con objetivos concretos, con la integración en un partido único, donde, por otra parte, no pueden fundirse ideologías tan diversas como la socialdemocracia y su moderación, e izquierdas dogmáticas radicales».

«Esta es hoy la discusión en EA que esperamos resolver democráticamente. Porque las crisis, son encrucijadas que, bien resueltas, fortalecen a quienes bien las resuelven», defiende Garaikoetxea, para felicitar a toda la afiliación por el aniversario del partido.