sábado, 25 septiembre 2021 11:50

Batet llama a priorizar la lucha por la igualdad de género

el corte ingles

La presidenta del Congreso, la socialista Meritxell Batet, ha subrayado este lunes desde Viena (Austria) que la igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres es «uno de los grandes retos» que existen por delante y ha llamado a priorizarla en la agencia política, sobre todo después de una pandemia que ha afectado especialmente a las mujeres. «Las instituciones públicas debemos poner todo nuestro empeño para no dejar a nadie atrás», ha dicho.

Así lo ha puesto de manifiesto durante su intervención en la 13ª Cumbre de Mujeres Presidentas de Parlamento, donde se han tratado temas de igualdad y liderazgo femenino y se ha debatido acerca del papel de las mujeres frente a la pandemia y la necesidad de afrontar la recuperación con perspectiva de género.

En concreto, Batet ha participado en un panel de debate relativo a los sistemas de protección social, donde ha advertido de que «no hay discriminación de mayor alcance y más difícil superación que la exclusión de la mujer de nuestros sistemas de pensiones y de seguridad social».

EL 60% DE MUJERES CARECEN DE PROTECCIÓN SOCIAL

La presidenta de la Cámara Baja ha puesto de relieve que aún hoy el 60% de las mujeres carecen de protección social para apuntar que si a ese porcentaje se le suma las prestaciones reducidas en razón del menor tiempo de cotización o trabajo regular, «la realidad se expresa en toda su crudeza».

«Las consecuencias son devastadoras en términos de autonomía personal, posibilidades de desarrollo vital, dinámicas de pobreza y exclusión y hasta mínimos de supervivencia», ha advertido Batet, señalando que se trata de una situación que afecta a todos los países, singularmente a aquéllos con mercados laborales más débiles o con mayor intensidad de trabajo irregular, que se recrudece en las situaciones de crisis y se concentra con especial intensidad en las mujeres con mayores dificultades, como es el caso de ancianas, inmigrantes, desempleadas o excluidas del empleo regular.

En este contexto, la presidenta ha dicho que «está en nuestra mano» convertir esta realidad «en aspecto prioritario de la atención política y social» sobre todo si se quiere alcanzar «una sociedad más justa en 2030». «Y debemos hacerlo», ha proclamado.

Para ello, ha subrayado la necesidad de llevar adelante una decidida acción pública que combine, al menos, tres perspectivas: la lucha efectiva contra el empleo irregular, el estímulo público del acceso de las mujeres a la educación y el mercado laboral y la configuración de prestaciones específicas y tratamientos compensatorios para los grupos más vulnerables. En este punto, Batet se ha ofrecido a compartir las experiencias positivas logradas por España en este ámbito

Esta edición de la Cumbre de Mujeres Presidentas de Parlamento es previa a la 5ª Conferencia Mundial de Presidentes/as de Parlamento, organizada conjuntamente por la Unión Interparlamentaria (UIP) y el Parlamento de Austria, en cooperación con las Naciones Unidas, que comienza este martes en Viena y que contará también con la participación de la presidenta del Congreso.