lunes, 20 septiembre 2021 00:56

Delgado pide no convertir la Justicia en un «campo de batalla política»

el corte ingles

La Fiscal General del Estado, Dolores Delgado, ha pedido no convertir la Justicia en un «campo de batalla política» y ha insistido en que ésta debe estar únicamente al «servicio de la sociedad».

Así lo ha dicho en el acto de la apertura del año judicial, celebrado en el Tribunal Supremo con la presencia del rey Felipe VI y el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes.

El discurso de Delgado tiene lugar en el marco de bloqueo de las negociaciones entre los partidos políticos para renovar el órgano de gobierno de los jueces. En este sentido, la fiscal ha alertado de los «peligros» que «acechan» a la Justicia si ésta se convierte en un «campo de batalla política».

«Ante esta realidad el Ministerio Fiscal tiene la obligación de usar todos los mecanismos para asegurar que la acción de la justicia se desarrolle en los márgenes que prevé el ordenamiento constitucional y que los derechos derechos de la ciudadanía queden garantizados», ha señalado.

Así, ha remarcado el carácter de «servidores públicos» que tienen los fiscales para garantizar la «protección de la ciudadanía» y ha asegurado que «cada uno debe actuar con separación e independencia, pero en armonía con los demás para cumplir con sus respectivas obligaciones».

REFORMA DEL ESTATUTO  FISCAL

En el marco de su intervención, Delgado también ha defendido llevar a cabo una reforma del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal (EOMF) para reforzar la autonomía de la institución. Ha insistido en la «necesidad de acometer una profunda reforma» con el fin de «robustecer la institución dotándola de mayores cuotas de autonomía en todos los ámbitos».

Además, ha planteado crear una unidad de la Fiscalía General del Estado (FGE) experta en perseguir los delitos contra la administración pública, un asunto en el que ha centrado de las varias propuestas expuestas en la Memoria 2020. Sobre la posibilidad de que los fiscales asuman la investigación penal, Delgado ha asegurado que reciben la propuesta con «ilusión».

GESTIÓN DE LA PANDEMIA

Asimismo, ha hecho referencia a la gestión de su departamento durante la crisis sanitaria de 2020 en el marco de la pandemia por coronavirus. «Nos encontramos con una situación inédita que exigía soluciones urgentes y eficaces», ha subrayado la fiscal general.

En este sentido, ha aplaudido la labor de los representantes del Ministerio Público que, según ha indicado, ha sido recopilada en el libro «La Fiscalía ante el reto de la pandemia covid», que se ha adjuntado este año a la Memoria. Ha subrayado especialmente el trabajo de los fiscales de Sala que, en coordinación con la FGE, «tuvieron una actuación decisiva para unificar nuestros criterios».

Durante su intervención, Delgado ha esbozado algunos de los datos recogidos en la Memoria 2020. Ha destacado la labor del Ministerio Público en las investigaciones sobre las residencias de mayores. «Gracias a la labor incansable, este colectivo tan vulnerable se ha visto protegido de manera tan especial», ha dicho.

También ha señalado las cifras relativas a la violencia de género y ha hecho hincapié en las 47 mujeres asesinadas en 2020 a manos de sus parejas o exparejas. «Estas cifras son inasumibles en una sociedad democrática», ha señalado.

MENSAJE A AFGANISTÁN

En su discurso, la fiscal general ha dedicado algunos minutos a la situación que se atraviesa actualmente en Afganistán y ha hecho un «llamamiento a la solidaridad internacional». «No podemos permanecer impasibles», ha insistido.

Ha expresado su «preocupación» especial por las mujeres que viven en el país centroasiático, cuyos derechos, ha dicho, se encuentran «comprometidos» ante la llegada del régimen talibán.