sábado, 18 septiembre 2021 02:45

Ortega Smith condena la que reconoce como violencia homófoba pero pone acento en la «violencia política»

El portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Madrid y secretario general de la formación, Javier Ortega Smith, ha condenado «por supuesto» el ataque homófobo perpetrado en Malasaña pero ha puesto el acento en la «violencia política» que dice que se ejerce contra su partido y en la inmigración ilegal.

En una entrevista en ‘TVE’, Ortega Smith ha sido preguntado por el ataque homófobo en Malasaña afirmando que «por supuesto» que Vox lo condena «sin paliativos» pero para añadir que «en la violencia hay que decir una de las causas».

«(Hay que hacerlo), aunque alguno se ruborice y nos llame xenófobos y rascistas, porque la violencia tiene una causa directa en estos momentos en España con la entrada masiva de inmigración ilegal. Lo vemos donde esa inmigración ilegal es mayor y se está produciendo violencia por provinientes del Magreb contra mujeres, a quienes obligan a ir a cinco o diez pasos por detrás. Nosotros denunciamos esa violencia», ha declarado.

Tras insistirle en si en Vox entienden el ataque en Malasaña como violencia homófoba, el edil ha contestado que «perfecto, pues lo es y evidentemente hay que denunciarlo, como hay que denunciar que rompieran a una chica los dientes en el Metro hace unos días, a las ‘manadas’ de jóvenes que agreden a chicas o que peguen una paliza a un chico por quitarle un móvil».

«Y denunciamos incluso la violencia política de la que pocas veces se habla, como la que está sufriendo este partido político: hace tres días en el domicilio del diputado y presidente por Lérida de Vox aparecieron pintadas con imágenes de Vox ahorcadas o este personaje que salió en la televisión del separatista (Gabriel) Rufián (en referencia a la youtuber Esty Quesada) diciendo que a los de Vox había que matarlos», ha apostillado Ortega Smith.

El secretario general de la formación ha subrayado que «eso es gravísimo y es una violencia porque incita al odio contra aquellas personas que políticamente piensan diferente».

«Ese tipo de violencia, cuando nuestros afiliados sufren agresiones en la calle, o cuando nos atacan en mítines y nos tiran piedras… Eso lo provoca toda esa gente que nos señala permanentemente, que nos victimiza para que a continuación otros nos agredan», ha concluido.