jueves, 23 septiembre 2021 23:01

Piden 11 años para un acusado de incendiar el piso de su ex tras advertirle por WhatsApp

Un varón afronta un juicio los días 20 y 21 de este mes en la Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla, acusado de un presunto delito de incendio perpetrado al provocar presuntamente un incendio de manera intencionada en la vivienda de la que había sido su pareja sentimental hasta pocos días antes de los hechos, avisándola además con un mensaje de WhatsApp de que su piso iba a «arder».

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, el acusado es José Diego G.S., quien mantuvo una relación sentimental con la víctima durante unos seis meses, conviviendo ambos en el domicilio de ella, en la calle Alejandro Collantes del barrio hispalense de Nervión.

«Durante dicho periodo, la relación se interrumpió varias veces por parte de ella, aunque volvía a reanudarse a instancias del acusado», precisa la Fiscalía, añadiendo que el 12 de septiembre de 2019, la mujer «rompió definitivamente» la relación con José Diego G.S., abandonando ella misma su propio domicilio, ante lo cual el acusado «envió numerosos mensajes y llamadas» a la víctima en demanda de retomar su relación, a lo que «ella se negaba».

El acusado habría llegado a «insultar y amenazar» supuestamente a su expareja, lo que ha dado lugar a unas diligencias previas por parte del Juzgado número uno de Violencia sobre la Mujer; y ya el 17 de septiembre, el encartado habría remitido un mensaje a la mujer vía WhatsApp, avisándole de que «ojalá» tuviese ella «seguro de incendios».

«HOY ARDE TU PISO»

Horas más tarde, ya la madrugada del día 18 de septiembre, «le envió un nuevo mensaje» con la siguiente advertencia: «Hoy arde tu piso», siempre según la Fiscalía.

«El acusado cumplió sus amenazas y la tarde del 18 de septiembre provocó dos focos de fuego, uno en cada sofá del salón de la vivienda, propagándose inmediatamente el mismo a toda la casa», expone el Ministerio Público explicando que después José Diego G.S. abandonó el domicilio y ante las llamas, un vecino alertó a los servicios de urgencia.

LA VIVIENDA QUEDÓ «TOTALMENTE CALCINADA»

Fruto del incendio, finalmente sofocado por los bomberos, la vivienda de la víctima quedó «totalmente calcinada», con daños tasados en 36.461 euros; y las llamas y el humo afectaron a zonas comunes del edificio de pisos y desperfectos en las puertas de otros domicilios, siendo atendidas dos vecinas en el hospital Virgen del Rocío por inhalación de humo.

Dado el caso, la Fiscalía achaca a José Diego G.S. un delito de incendio, reclamando para él once años de cárcel y la prohibición de acercarse a la víctima o comunicarse con ella por un plazo de 12 años.