sábado, 25 septiembre 2021 12:08

Robles reafirma el apoyo de España en la tarea de potenciar la colaboración entre la UE y el Sahel

el corte ingles

La ministra de Defensa, Margarita Robles, se ha reunido este martes con la representante especial de la Unión Europea para el Sahel, Emanuela Claudia Del Re, en un encuentro en el que han abordado la actual situación de seguridad en el Sahel. En este contexto, ha mostrado el apoyo de España «en la importante tarea de reforzar la colaboración entre la UE y el Sahel».

Según ha recogido el Ministerio de Defensa en un comunicado, esta reunión, que ha formado parte de las actividades del primer viaje al extranjero de la representante para el Sahel desde su nombramiento, ha tratado los recientes ataques armados ocurridos en la región y los dos golpes de estado sufridos en agosto del año 2020 y en mayo de este año.

Siguiendo esta línea la ministra ha remarcado que en estos momentos «España sigue con preocupación la evolución en el Sahel», y que se espera que las próximas elecciones en febrero de 2022 en Mali «ayuden a mejorar la situación», ha añadido.

De esta manera, Margarita Robles, que también ha felicitado a la representante por su nuevo cargo, ha apuntado que con la Unión Europea el Gobierno de España comparte el «énfasis en el principio de corresponsabilidad con los gobiernos de la zona» y «la necesidad de conseguir objetivos concretos y medibles».

Asimismo, ha añadido que España «sigue siendo el principal contribuyente» en EUTM Mali, la misión de la Unión Europea para ayudar al Ejército maliense, con cerca de «540 militares y tres helicópteros de transporte».

Sin embargo, también ha explicado que «para llevar a cabo este quinto mandato de la Misión» hacen falta «nuevas infraestructuras de apoyo», y por ello ha incidido en que «lo primordial es la construcción de la nueva base de Bamako».

Finalmente, la ministra de Defensa ha señalado que la adopción de medidas de asistencia del Fondo Europeo para la Paz «fortalecerá el rendimiento de la EUTM Mali al impulsar el desarrollo de capacidades en toda la región, y especialmente en Mali».

Por otra parte, la representante especial de la Unión Europea para el Sahel, ha subrayado el problema de que la actuación de la comunidad internacional se produzca impulsada por emergencias, cuando lo que «hace falta» son «estrategias a medio plazo, que unan los conceptos de seguridad y sostenibilidad».