miércoles, 22 septiembre 2021 19:51

Más de un tercio de los tiburones y rayas están al borde de la extinción por la sobrepesca

Un estudio que evalúa el estatus de la Lista Roja de la UICN para todos los tiburones, rayas y quimeras revela que más de un tercio de todas estas especies están ahora en peligro de extinción a causa de la sobrepesca.

En concreto, los expertos han descubierto que el número de especies amenazadas se ha duplicado desde el último estudio global, mientras que el número de especies en peligro y en peligro crítico se ha triplicado. Así, tres especies han sido clasificadas como «posiblemente extintas», sin haber sido registradas durante los últimos 80 años.

Todos los tiburones y rayas amenazados están desapareciendo por la sobrepesca, la pérdida y destrucción del hábitat y el cambio climático, problemas que afectan a una de cada tres y una de cada diez especies, respectivamente, según el estudio.

Por ello, WWF pide a los gobiernos y organismos regionales de pesca «actuar de forma urgente para detener la sobrepesca y prevenir una crisis de extinción global».

En palabras del director del programa mundial de conservación de tiburones y rayas de WWF, Andy Cornish, «la crítica situación de estas especies ha encendido todas las alarmas». «Estamos a punto de empezar a perder este antiguo grupo de criaturas, especie por especie, aquí y ahora. A partir de este momento, necesitamos una acción mucho más contundente por parte de los gobiernos para limitar la pesca y hacer que estos animales, indispensables para mantener el equilibrio de los ecosistemas marinos, se alejen del borde del abismo», alerta.

«A nivel nacional, las autoridades pesqueras y ambientales deben trabajar juntas para detener la sobrepesca y las nuevas caídas de las poblaciones. Este es un momento crucial en el tiempo. Si actuamos ahora, todavía tenemos una gran oportunidad de salvar a estos depredadores que juegan un papel tan importante en la salud de los océanos», añade.

«Sin embargo, si el statu quo continúa con mejoras lentas en la gestión, nadie debería sorprenderse cuando las especies de tiburones y rayas empiecen a desaparecer bajo nuestro control. Este estudio es una importante llamada de atención. Todos los países y organismos regionales de pesca que capturan tiburones y rayas deben intensificar y asumir su responsabilidad», concluye.

Según WWF, los tiburones y rayas más amenazados necesitarán planes de recuperación que reduzcan la mortalidad a causa de la pesca lo más cerca posible del cero. Para aquellas especies que aún pueden ser pescadas, los límites de captura basados en la ciencia y bien aplicados pueden prevenir disminuciones e, incluso, llevar a recuperaciones.

Cuando los límites de captura no son factibles, la protección de hábitats críticos para tiburones y rayas y la reducción de la mortalidad por pesca accidental (por ejemplo, mediante medidas de mitigación de captura) puede reducir la sobrepesca, apostilla la ONG, que trabaja para conservar tiburones y rayas en más de 25 países y territorios en todo el mundo.