martes, 21 septiembre 2021 07:52

Vox vincula la inmigración ilegal con la inseguridad

el corte ingles

El portavoz de Vox en el Congreso de los Diputados, Iván Espinosa de los Monteros, ha subrayado este miércoles la condena de su partido a todas las agresiones que se producen en España y ha denunciado los «efectos» de la inmigración ilegal para la seguridad en las calles.

«Los gays saben que pueden pasear más tranquilamente por las calles de Varsovia o de Budapest que por las de Molenbeek (barrio de Bruselas) o algunas del centro de Madrid», ha sostenido en rueda de prensa tras la reunión de la Junta de Portavoces.

Espinosa de los Monteros ha censurado que se vincule a Vox con las agresiones y ha anunciado que la formación denunciará a todo aquel que lo haga, ya sea a través de redes sociales, en medios de comunicación o sean políticos.

En cualquier caso, ha avisado de que el partido no cambiará su discurso. «No vamos a dejar de decir que gracias a las élites izquierdistas que han llenado las calles de inmigrantes ha subido nivel de inseguridad», ha sostenido.

Y ha apoyado su afirmación en datos aportados por el Gobierno a través de una pregunta parlamentaria. Según ha apuntado Espinosa de los Monteros, el Ejecutivo trasladó a Vox que el 42 por ciento de las agresiones sexuales de 2020 fueron cometidas por extranjeros. «Si los inmigrantes suponen el 10% de la población y cometen el 42% de las agresiones sexuales, podemos decir que cometen cuatro veces más delitos en proporción a su tamaño», ha sostenido.

En este contexto, ha subrayado que su partido condena todas las agresiones, con independencia del sexo u orientación sexual de la víctima y también de la condición del agresor. Y ha pedido –como formación «de la ley y el orden»– un endurecimiento del Código Penal para el castigo de estos delitos. Además, ha denunciado que no sea así para «otros partidos o medios de comunicación», a los que ha acusado de «callar» si el agresor es inmigrante ilegal o de ideología de izquierdas.

Espinosa de los Monteros también ha negado que Vox promueva el odio y defendido que ocurre precisamente lo contrario y ellos son víctimas de un odio hacia «todo aquel que no se doblega ante el rodillo del consenso progre».

TRIBUNALES

«Esto se va a acabar. Buscaremos los recursos que necesitemos para llevar a los tribunales a cualquiera que pretenda vincular a Vox con actos violentos», ha garantizado.

El portavoz parlamentario de Vox cree que su partido es víctima de esta situación porque quienes les atacan saben que les van a votar a ellos «muchos homosexuales que viven en barrios que han llenado de inmigrantes ilegales o de inmigrantes musulmanes van a votar a Vox».

Y además, ha defendido que los primeros interesados en denunciar esta situación y acabar con ella son los inmigrantes que residen y trabajan legalmente en España, ya que es «tremendamente injusto» para ellos que «otros les den mal nombre».