miércoles, 22 septiembre 2021 12:48

Homenaje a los GEO de Kabul: «Cumplimos con nuestro deber»

el corte ingles

Los policías del Grupo Especial de Operaciones (GEO) han agradecido este jueves el «aliento» que recibieron de sus familiares, de las instituciones y del conjunto de la sociedad española mientras participaban en la evacuación de más de 2.000 afganos que querían abandonar Kabul antes del 31 de agosto por la vuelta de los talibanes al poder.

«Cumplimos con nuestro deber y volveríamos a tomar la misma decisión», ha explicado José Antonio García Hernán, uno de los 17 GEO y agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) que han sido homenajeados con la presencia de los ministros del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares.

Los GEO han reconocido la «dureza emocional» de una operación que llegó a «buen término» por la cooperación existente entre diferentes departamentos ministeriales, sumado al «aliento permanente» de sus familiares y mandos, así como al trabajo «codo con codo» con el resto de policías y militares de países como EEUU y Reino Unido.

RECUERDO UNO A UNO

El acto, emotivo por la presencia de familiares de los policías, incluido las de los dos agentes fallecidos en 2015 en un atentado terrorista contra la Embajada de Kabul, ha servido para oficializar la entrega de la bandera nacional que ondeaba en la delegación española. También han devuelto la enseña que recordaba a sus compañeros asesinados y han homenajeado a las víctimas del atentado junto al aeropuerto de la capital afgana cuando ya expiraba el plazo dado por los talibanes.

Con voz por momentos entrecortada por la emoción, el ministro del Interior ha citado uno a uno a los 17 policías -luego reforzados por otros tres agentes– que estuvieron con el embajador y la segunda jefa de la delegación española en el aeropuerto de la capital afgana. «Sois héroes», les ha dicho Grande-Marlaska, poniendo en valor su profesionalidad en «días duros».

En concreto, ha mencionado el uso de todas las capacidades posibles recurriendo a sus conocimientos del terreno, incluyendo alcantarillas para «vencer los ‘checkpoints de los talibanes» que dificultaban la extracción de los colaboradores afganos que previamente el Gobierno había autorizado para que volaran en aviones del Ejército de Aire hasta Madrid.

«Salvaron a gente llamándoles por sus nombres de pila porque los conocíais», ha explicado Grande-Marlaska, rememorando una situación límite en los días donde policías y militares españoles se mezclaron con uniformados de otros países para, desde el interior del aeropuerto, identificar a los colabores entre las miles de personas que se agolpaban junto a las puertas de acceso.

LA MISIÓN CONTINÚA

Tanto Grande-Marlaska como Albares han coincidido en que la «misión continúa» hasta que se rescate al último colaborador afgano. «Somos una nación seria», ha dicho el ministro del Interior, que ha elogiado el papel de los policías de Kabul por «anteponer todo por la libertad de los demás».

El titular de Exteriores ha recogido de manos de los GEO la bandera de España en Kabul y ha dicho que su compromiso es trabajar para que pueda volver a ondear en la capital afgana. «Hay que facilitar la salida de todas las personas que colaboraron con nosotros. No dejaremos a nadie atrás», ha señalado.

El director general de la Policía, Francisco Pardo, ha ensalzado a los policías por ser «buena gente». «Servidores públicos ejemplares», ha dicho en el acto celebrado en el Complejo de Canillas, recordando el mensaje que el equipo de seguridad de la Embajada envió a una responsable policial cuando se inició el plan de evacuación: «Todos nos quedamos hasta el final por humanidad con los afganos».