domingo, 24 octubre 2021 02:09

Arroz, espaguetis, macarrones: qué pasa si cenas carbohidratos

Uno de los consejos que más se repiten cuando alguien quiere perder peso o mantenerlo, es no tomar carbohidratos por la noche. Esto es porque son la principal fuente de energía del cuerpo y parece claro que si la ingerimos a última hora del día no vamos a consumirla por completo. Según la idea generalizada, toda esa energía que no gastamos mientras dormimos se trasforma en grasa que se acumula en distintas zonas de nuestro cuerpo y como no queremos que esto ocurra, la mayoría tendemos a evitar tomar hidratos de carbono por la noche, reservándolos preferentemente al desayuno y el almuerzo.

¿Y CENAR FRUTA?

fresh healthy fruit salad on wooden background

Aunque los mitos de nutrición digan lo contrario, no hay ningún alimento específico para una determinada hora del día. Lo importante es llevar una dieta completa y equilibrada, en raciones adecuadas y repartidas a lo largo del día. La fruta se puede incluir en la cena sin miedo a que se transformen en grasa, porque además la fruta no eleva la insulina, sino que se convierte directamente en glucógeno en el hígado. Una dieta que tenga una ingesta media y normal de carbohidratos no nos va a hacer engordar, ya que las reservas de glucógeno rara vez se llena del todo.