viernes, 24 septiembre 2021 23:17

‘El Pollo’ Carvajal irá directamente a prisión para que se ejecute su entrega a EEUU

el corte ingles

El ex jefe de Inteligencia del Gobierno venezolano Hugo Carvajal, más conocido como ‘El Pollo’ Carvajal, irá directamente a prisión para que pueda ejecutarse su entrega a Estados Unidos, que le reclama por presuntos delitos de tráfico de drogas y de armas, tras su detención a última hora del jueves en Madrid después de pasarse casi dos años prófugo de la Justicia.

Según fuentes jurídicas, dado que su extradición a Estados Unidos ya estaba autorizada tanto por el Gobierno como por la Audiencia Nacional, no será necesario celebrar una vista judicial, pasando directamente a la fase de ejecución de las resoluciones ya dictadas.

‘El Pollo’ Carvajal tenía vigente una orden de detención e ingreso en prisión para materializar la extradición acordada por el Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional en noviembre de 2019, que revocó así una decisión anterior de la Sección Tercera de este mismo tribunal que denegó su entrega al entender que en la petición estadounidense subyacía «una motivación política».

Estando entonces en libertad provisional, se fugó cuando se enteró de que iba a ser extraditado. A pesar de estar huido, el Consejo de Ministros aprobó en marzo de 2020 la entrega del ex general venezolano para que sea juzgado por tráfico de drogas y de armas.

El pasado mes de mayo, Carvajal rompió su silencio para denunciar que tanto el Gobierno como la Audiencia Nacional habrían cometido «graves irregularidades» en su proceso de extradición a Estados Unidos.

MOVIMIENTO ‘IN EXTREMIS’

Ahora, el ex general ‘chavista’ intentará frenar su extradición solicitando al Tribunal Supremo (TS) que la suspenda hasta que se resuelva un recurso pendiente en el alto tribunal, de acuerdo con fuentes de la defensa.

Los abogados de Carvajal impugnaron en mayo de 2020 la decisión del Consejo de Ministros de entregarlo a Estados Unidos, un recurso sobre el que está previsto que el TS resuelva el 26 octubre. La defensa solicitará este mismo viernes al Supremo que suspenda el proceso de extradición con unas medidas cautelarísimas para esperar a este fallo, así como a la petición de asilo formulada por vía administrativa, aún sin respuesta.

El principal argumento de la defensa, según las fuentes consultadas, es que si España enviara a Carvajal a Estados Unidos en estos momentos y un mes después el TS concluyera que no había que entregarlo, ya sería irreversible.

Sin embargo, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TS ya rechazó las medidas cautelares planteadas por la defensa en mayo de 2020, al considerar que debía prevalecer el «interés general» frente al «particular» de Carvajal, y recalcando que durante el proceso judicial en la Audiencia Nacional se preservaron sus derechos fundamentales, por lo que pudo hacer las alegaciones oportunas y éstas se escucharon y analizaron, y que, cuando supo que sería extraditado, huyó.

Para intentar que su entrega quedara paralizada con esas medidas cautelares, ‘El Pollo’ insistió en negar los hechos que se le imputan y alegó que, de ser enviado a Estados Unidos, sería sometido a «tortura» para «obtener información sobre el régimen imperante en la República Bolivariana de Venezuela». Y ello, continuaba, porque Washington cree «erróneamente» que formó parte del «entorno cercano» a Chávez y Maduro.

«ENCLAUSTRADO» EN UN PISO DE MADRID

Finalmente, fue detenido a las 21.15 horas del jueves por el Grupo II de Fugitivos de la UDYCO Central, en una operación conjunta con la DEA, en un piso ubicado en la calle Torrelaguna de Madrid.

Según ha informado la Policía Nacional, Carvajal vivía «totalmente enclaustrado, sin salir al exterior ni asomarse a la ventana, y siempre protegido por personas de confianza». Cambiaba de escondite cada tres meses y recurrió a cirugía estética y a elementos de disfraz para intentar ocultarse.

La entrada en el inmueble donde se ocultaba Hugo Armando Carvajal Barrios se llevó a cabo mediante autorización judicial, con la colaboración de la Unidad de Intervención Policial (UIP) para proceder al mandamiento.

El otrora jefe de Contrainteligencia Militar con los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro está perseguido por las autoridades estadounidenses por hechos que se produjeron entre 1999 y 2019, «cuando presuntamente pertenecía al llamado ‘Cártel de los Soles'», supuestamente gestionado por cargos ‘chavistas’.