lunes, 27 septiembre 2021 21:32

PNV defiende avanzar a un nuevo Estatuto sin vetos

El PNV ha defendido que es el momento de avanzar hacia un nuevo Estatuto «sin vetos», mientras que el PSE-EE cree que «no debe ser una prioridad» para el Gobierno Vasco, aunque no van a rehuir el debate pero rechazarán cualquier camino que «esté fuera de la ley». Por su parte, Elkarrekin Podemos-IU tampoco lo considera una prioridad, mientras que EH Bildu reclama «instrumentos soberanos» y, tanto PP+Cs como Vox, temen que pueda dividir.

En una tertulia en Radio Euskadi, el parlamentario del PNV y presidente del partido en Álava, José Antonio Suso ha reconocido que no es fácil avanzar en este debate, ya que no se está en el «mejor momento» porque hay «tensión política», pero hay que «avanzar en este tema», ya que ha recordado que«Euskadi fue el primero en aprobar el Estatuto en Madrid y los últimos en modificarlo».

Tras recordar que hubo algunas tentativas que fueron «expulsadas del Congreso», ha insistido en que hay que avanzar en el autogobierno porque la pandemia ha demostrado que «cuanto más autogobierno más efectividad».

Suso cree que se está mejor que hace dos años y medio porque hay avances en algunas materias mientras que en otras no están «para nada de acuerdo». En este sentido, ha recordado que el acuerdo de Gobierno entre PNV y PSE-EE recoge que hay discrepancias entres los dos socios en este tema y serán los partidos los que «tendrán que avanzar».

«Hay que seguir avanzando en autogobierno y hay cuestiones que, si se ponen como vetos, como se han dicho esta semana, en un caso y otro, no vamos a poder avanzar. Lo mejor es no marear la perdiz y decir en este momento no nos interesa hablar de este tema y punto, nosotros estamos dispuestos a lideralo y avanzar, los demás partidos tendrán que decir si lo están o no lo están, pero avanzar no para poner vetos», ha añadido.

Por su parte, el portavoz parlamentario del PSE-EE, Eneko Andueza, ha indicado que no es un tema que esté en la agenda del Gobierno y quedó «fuera» del programa del Ejecutivo. En este sentido, ha señalado que «cada cual sabrá cuales son sus prioridades» y ha asegurado que para los socialistas vascos «no es una prioridad» porque se está en una situación de pandemia que hay que superar y, cuando se supere, habrá otros «retos» como la gestión de los fondos europeos, afrontar la nueva situación derivada del Covid o reforzar los servicios públicos.

Andueza cree que hay que centrarse «en eso, en lo inmediato y en superar esta situación». «A partir de ahí, si hay algún partido que presenta la proposición no de ley que reactive la ponencia de autogobierno, los socialistas van a participar, por supuesto en ese debate. Nunca nos hemos negado a ese debate y nunca nos vamos a negar pero los socialistas no vamos a participar en una estrategia que lleve a transitar por un camino que esté fuera de la ley o incluso que quiera imponer un modelo de Estatuto en el que parte de la sociedad se quede fuera», ha añadido.

El dirigente del PSE-EE ha asegurado que el Estatuto tiene que ser «integrador» y que «la propia ciudadanía lo sienta como propio, que no sea de un partido u otro, de una sensibilidad nacionalista o no nacionalista». Ha recordado que en la pasada legislatura se consiguió acordar un texto entre PNV, PSE-EE y Elkarrekin Podemos-IU que cree que puede ser «un buen punto de partida».

No obstante, ha insistido en que para el Gobierno «no debe ser una prioridad» y para el PSE-EE «desde luego no lo es porque hay cosas «más urgentes y graves y un futuro que resolver».

Por otra parte, ante el libro sobre la erosión competencial por parte del Estado presentado por la consejera de Autogobierno, Olatz Garamendi, ha asegurado que una cosa «lo que dice el informe y otra la puesta en escena de la consejera, la interpretación».

Andueza ha indicado que es una realidad que han existido conflictos competenciales, sobre todo, «con los mandatos» del PP y «ocurre en todas las comunidades», por lo que el estudio pone «negro sobre blanco la situación», pero otra cosa es que hay «determinadas personas que, en términos futbolísticos», quieran calentar el partido de cara al jueves».

INSTRUMENTOS SOBERANOS

Desde EH Bildu, la parlamentaria Nerea Kortajarena ha defendido que «hay un futuro a construir», pero ha advertido que para abordarlo y responder a las prioridades se necesitan «instrumentos soberanos».

«El tema del nuevo estatus es prioritario y central. No hemos podido decidir sobre si llevamos una mascarilla. Necesitamos instrumentos soberanos para cuidar a nuestra gente. El PSE dice que no está en la agenda de gobierno pero Garamendi presentó ayer un libro que plantea que el Gobierno Vasco sufre una erosión perjudicial», ha recordado.

A su juicio, es necesaria otro tipo de relación con el Estado que ofrezca garantías para que «las decisiones que tomemos aquí. «Ese tema hay que abordarlo sin vetos», ha enumerado.

La parlamentaria de Elkarrekin Podemos-IU Isabel González ha reconocido que no le ven «de momento ninguna prioridad a este asunto», aunque tampoco le tienen ningún miedo. «Si se abre la ponencia trabajaremos como el que más. Creemos en la plurinacionalidad e iremos en ese sentido», ha sostenido.

En este sentido, ha remarcado que si Euskadi cuenta con competencias es para ejercerlas «al servicio del bien común» y ha animado al Gobierno Vasco a «utilizarlas con valentía».

Por su parte, el portavoz parlamentario de PP+Cs, Carmelo Barrio, ha asegurado que su partido está dispuesto a hablar de cuestiones que solucionen la vida de las personas y si todo eso forma parte de un gran «acuerdo transversal», pero no están dispuestos a que un nuevo Estatuto en «clave de derecho a decidir», que «no sirve para nada».

Eso, a su juicio, es innecesario» y no sirve para solucionar los problemas de la ciudadanía, sino que «genera más problemas porque divide y enfrenta». Por otra parte, ha calificado de «contradicción» que el Gobierno vasco hable de erosión competencial y centralización cuando la nueva Ley de aportaciones «centraliza poderes para el Gobierno vasco».

La parlamentaria de Vox, Amaia Martínez, ha recordado que la sociedad vasca es plural y ha defendido que para su formación la apuesta pasa por «más España». «La pandemia ha dejado en evidencia las costuras del estado de las autonomías y del autogobierno», ha lamentado, al tiempo que ha advertido que el debate sobre el estatus «divide y enfrenta».

ESCUELA VASCA

Por otra parte, Barrio comparte las palabras del presidente del PP de Álava, Iñaki Oyarzábal, sobre las escuela vasca y cree que hay un «adoctrinamiento» de los jóvenes. ¿Qué valores les han inculcado para que peguen a los jóvenes del PP?», se ha preguntado.

Por su parte, el dirigente del PNV, José Antonio Suso, ha calificado de «barbaridad» estas palabras y cree que lo que pretende el PP con estas declaraciones es «atraer votos de Vox».

Por su parte, el socialista Eneko Andueza cree que son unas «graves» acusaciones porque la escuela vasca es un «ejemplo de transmisión de valores, es integradora» y no cree que una des sus características sea «el adoctrinamiento político».

Sobre este tema, EH Bildu cree que son «una mentira enorme» que demuestran «un desconocimiento total de la escuela vasca». «Son declaraciones irresponsables que no aportan nada a la construcción de un futuro en paz y convivencia», ha concluido.

Elkarrekin Podemos-IU ha considerado que se trata de un debate estéril, «alejado de los problemas importantes» que solo sirve para crear «cortinas de humo». «La escuela pública lucha contra el odio», ha zanjado.

Por último, Vox ha denunciado que el Gobierno Vasco utiliza el sistema educativo con «fines ideológicos», con «peculiares interpretaciones de la historia» y se ha preguntado «dónde está el modelo A».