miércoles, 8 diciembre 2021 01:55

Qué pasa si le da el sol a un tatuaje

La mejor época para tatuarse es el otoño o el invierno, ya que podemos mantenerlo protegido bajo la ropa sin apenas preocuparnos, hasta que esté perfectamente curado. Sin embargo no siempre puede ser así, y por lo tanto si te haces un tatuaje en los meses más calurosos, habrá que tener en cuenta algunas precauciones extra para evitar disgustos. El problema de tatuarse en verano es que vamos a tener la tentación de querer lucirlo cuanto antes, o de disfrutar de la playa y del sol. Pero esto puede tener consecuencias indeseadas, y la recomendación es esperar por lo menos 15 días antes de exponer nuestro nuevo tattoo a la intemperie.

EVITAR LA SUDORACIÓN

Uno de los motivos por los que no se recomienda hacerse un tatuaje en verano es porque el calor favorece la sudoración y esto no es nada conveniente para un tatuaje, porque provoca que la herida macere y hace que cicatrice mucho peor. Esto cobra mayor importancia según la zona del cuerpo donde se encuentre el tatuaje. Así pues, lo mejor es evitar el calor a toda costa para no sudar, y permanecer en zonas frescas hasta que haya pasado un mínimo de 15 días.