martes, 21 septiembre 2021 08:13

El PP quiere seducir (y robar) a Begoña Villacís con un asiento en el Congreso

Ciudadanos es un cadáver político. Esta afirmación persigue a la formación naranja y a aquellos dirigentes del partido que se niegan a volver al sector privado. El Partido Popular entiende que parte de su éxito en las encuestas proviene del hundimiento de Inés Arrimadas y quiere explotarlo mediante el fichaje de algunas de las caras más conocidas de Ciudadanos. Una de ellas es la de la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, que se ha convertido en uno de los pocos valores activos de la formación naranja y a quien el PP quiere en sus filas porque saben que quiere seguir viviendo de la política. La estrategia del Partido Popular es sacarla de Madrid y ofrecerle ir en las listas electorales del PP a las generales de 2023. El problema es que este «premio» choca con la oferta de Arrimadas, que sopesa mandar a Villacís como candidata en la Comunidad de Madrid. Sea como sea, el PP quiere a Villacís para dar la puntilla a Ciudadanos. Habrá que ver si la vicealcaldesa acepta el puesto.

Ciudadanos es «historia», un partido del pasado o una formación hundida. Da igual cómo se diga, pero desde el PP tienen claro que Arrimadas está al mando de un barco fantasma que no llegará a ninguna parte. El problema es que la formación naranja puede seguir rascando algún que otro puñado de votos en según qué territorios y el PP quiere que el partido de Arrimadas se hunda definitivamente antes de que le pueda arrebatar algún representante. Los populares no quieren abrir un canal para fagocitar Ciudadanos. El partido de Casado quiere golpes de efecto al más puro estilo de Toni Cantó y Villacís es su objetivo. Piensan que ella no quiere permanecer en una formación caída, que quiere seguir viviendo de la política y que su fichaje puede traer buena publicidad para el partido en detrimento de Ciudadanos. Pero Arrimadas dará la batalla.

Las fuentes cercanas a la vicealcaldesa anunciaban que Villacís acabaría de candidata en la Comunidad de Madrid para intentar condicionar al PP de Ayuso. Lo que todos tienen claro es que el futuro político de Villacís no pasa por el Ayuntamiento de Madrid. Pero las fuentes del PP difieren de las cercanas a la representante naranja y aseguran que Casado le hará una oferta según se acerquen las elecciones para que se sume a las listas electorales populares. Esto puede ser atractivo siempre que las encuestas den a Casado la victoria junto a Vox, porque ese cargo de diputada podría acabar con algún ministerio o con algún cargo de confianza en el Gobierno. Habrá que ver qué pasos da Casado, pero los suyos dan por hecho que quiere a Villacís.

El sector privado ya no es excesivamente atractivo para ella

Villacís se deja querer, pero quienes la conocen aseguran que no quiere dejar la administración pública. El sector privado ya no es excesivamente atractivo para ella y la vicealcaldesa quiere quedarse como sea en la política. Todo dependerá de las encuestas. Tanto las de Ciudadanos como las del PP, porque nadie dará un paso en falso antes de las elecciones generales. En cualquier caso, Villacís se ha convertido en un «caramelo» que tanto Arrimadas como Casado quieren comerse antes de que llegue el periodo electoral. Para la presidenta de Ciudadanos es una de las pocas dirigentes con tirón y para Casado es la forma de dar la puntilla a su rival para ganar las elecciones.

Hasta el momento, el papel de Villacís ha sido discreto y centrado en el Ayuntamiento de Madrid. De hecho, con tal de no poner en riesgo su posición como vicealcaldesa de la capital, se desmarcó de su propio partido en el momento en el que Ciudadanos intentó llevar adelante varias mociones de censura para arrebatar al PP la presidencia de más de un municipio y alguna que otra comunidad autónoma. Ella subió una foto junto al alcalde, José Luis Martínez Almeida, para escenificar lo unidos que están, a pesar de que los puñales vuelan en Cibeles entre ambos dirigentes que cogobiernan Madrid.

Lo que tienen claro desde ambas partes es que el futuro de la vicealcaldesa de la capital no pasa precisamente por el ayuntamiento que ahora dirige. Lo que aseguran todos los que conocen a la vicealcaldesa y los partidos es que Villacís saldrá de Cibeles para ir, o bien a Sol, o bien al Congreso de los Diputados de la mano del PP. Casado la quiere cerca y darle una buena posición en las listas electorales de las generales podría ser un reclamo muy atractivo para una parlamentaria que pertenecería al partido en el Gobierno. Esto si no tenemos en cuenta ofertas que vayan más allá, como direcciones generales o ministerios. Pero esto dependerá del tirón que tenga o no la vicealcaldesa para cuando lleguen los comicios.