domingo, 26 septiembre 2021 23:01

Revilla augura «más de lo mismo» en la reunión entre el Gobierno y la Generalitat

el corte ingles

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, cree que su homólogo de España, Pedro Sánchez, solo puede hacer «una cosa» en la reunión de este miércoles entre los gobiernos central y catalán, que es «dejar claro en el primer minuto de qué se puede hablar y de qué no se puede hablar».

Tras esto, y teniendo en cuenta la previsión de los nacionalistas de volver a poner sobre la mesa el derecho a la autodeterminación, el líder del PRC cree que el resultado de ese encuentro bilateral con el que se inicia una nueva etapa en la mesa del diálogo entre ambos ejecutivos va a ser «más de lo mismo».

Así lo ha vaticinado el regionalista este martes a preguntas de los periodistas, a los que ha comentado que cree que Sánchez dejará «muy claro» que en España no se puede convocar «ningún referéndum ilegal» y los nacionalistas -que «ya saben las consecuencias» de esa acción porque ha habido «un precedente»- acusarán al presidente del país de no haber «querido entrar en el fondo» del asunto, porque «lo importante para ellos es que es la autodeterminación».

Revilla, a quien le parece «bien» esos contactos y diálogos aunque cuestiona si «a este nivel está justificado», ha confesado que a él también le gustaría que «Cantabria algún día tuviese una cumbre para hablar de las cosas de comer con tanto ministro y con el presidente del Gobierno».

Al margen de esto, y sin querer «recomendaciones» a Sánchez, ha considerado que «no puede hacer más que una cosa» en la reunión, que es «dejar claro en el primer minuto de qué se puede hablar y de qué no se puede hablar. No veo otra posibilidad», ha apostillado.

En este sentido, el mandatario cántabro ha defendido que todos los presidentes han de respetar las normas de convivencia establecidas en España, dejando así «sentado que esa mesa de diálogo es para hablar de las cosas que se pueden hablar o que se pueden tratar. Otra cosas es escucharles», ha diferenciado Revilla.

En este sentido, ha defendido el derecho a la autodeterminación de los ciudadanos y de los partidos como algo «absolutamente legítimo», matizando al respecto que «se puede llevar a cabo cuando las leyes lo permitan», normas que en la actualidad no existen en España, ha recordado.

Por eso, el regionalista cree que la bilateral debería enfocarse hacia mejoras del estatuto de autonomía, de financiación autonómica y temas pendientes, «que seguramente tendrá Cataluña, como los tiene Cantabria». «Reivindicar, negociar y obtener algún tipo de planteamiento que entre dentro de los constitucional creo que puede ser el camino», ha opinado.

«Fuera de eso, no concibo que ningún presidente entre a negociar ningún tema que las leyes lo prohiben», ha sentenciado el cantabrista, para destacar que eso es precisamente lo que él espera de ese encuentro.

DETERIORO DE CATALUÑA Y CANSANCIO DE LOS CIUDADANOS

Por lo demás, Revilla considera que un parte de los catalanes empezarán a darse cuenta de que la vía «unilateral» y de las acciones que no son «legales» está llevando -ha dicho- a un «deterioro de una comunidad otrora hegemónica en España».

Al hilo, ha lamentado que se están «perdiendo posibilidades de desarrollo en un lugar maravilloso» de España que «tiene todas las condiciones para ser la vanguardia» del país.

«Un gobierno democrático que respete el Estado de Derecho no puede salirse de esas normas. Y ellos -los nacionalistas-, que ya lo saben por experiencia propia, porque lo han sufrido en sus propias carnes, tendrán que llegar al convencimiento de que ese es el camino».

Finalmente, Revilla cree que para los independentistas la «tensión» generada «electoralmente puede tener un resultado para ellos positivo», pero «a largo plazo probablemente el pueblo catalán se canse de una lucha que no tiene ningún horizonte por esa vía».

Así, aconseja a sus dirigentes «centrarse más en lo que realmente preocupa a los ciudadanos, que es lo mismo aquí que en Cataluña, Euskadi o Andalucía: tratar de mejorar la situación económica y seguir progresando».