domingo, 19 septiembre 2021 19:44

Aragonès y Sánchez hacen pinza para aislar a Puigdemont

La mesa de negociación entre el Gobierno de España y la Generalitat no ha saltado por los aires pese a los esfuerzos de Carles Puigdemont para lograr este objetivo. Pere Aragonès y Pedro Sánchez han unido sus fuerzas para pinzar a Carles Puigdemont y desactivar la vía unilateral y la confrontación.

Lejos y roto queda ahora el acuerdo firmado entre ERC y JxCat para la gobernabilidad y estabilidad política en Cataluña. Un pacto que apenas ha durado seis meses con dos vías bien diferenciadas. En primer lugar, ERC ha utilizado la política pragmática e intentar la vía del diálogo con el PSOE de Pedro Sánchez para abordar los asuntos de la amnistía y la autodeterminación, las dos únicas propuestas encima de la mesa. JxCat, por su parte, se ha aferrado a la confrontación como el único camino válido para conseguir la independencia de Cataluña, al menos que ésta dure más de ocho de segundos.

ERC DESACTIVA A PUIGDEMONT, QUE BUSCABA LA CONFRONTACIÓN DIRECTA

Para ello, los independentistas de JxCat, liderados por Carles Puigdemont desde Bruselas, han tratado de torpedear cualquier tipo de diálogo y han defendido la unilateralidad como la única vía factible para romper con el resto de España y la UE. Por este motivo, JxCat ha pretendido que ERC aceptara a Jordi Turull y Jordi Sánchez, -indultados por Pedro Sánchez-, junto a Míriam Nogueras, diputada en el Congreso, en esta tabla.

EL ROTUNDO RECHAZO DE ARAGONÈS SOLIVIANTA A JXCAT

Los republicanos han respondido con un rotundo rechazo a cualquier persona ajena al Govern. En la delegación de JxCat tan sólo había un nombre que se ajustara a este perfil, el del vicepresidente Jordi Puigneró. Aragonès se ha negado a aceptar cualquier propuesta que no fuera el de un consejero catalán y en activo pese a que en la primera reunión, con Quim Torra al frente de la Generalitat, ERC introdujo nombres ajenos al Govern, como el de Josep María Jové, imputado después por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Puigdemont
Puigdemont

Pero Aragonès no es Torra ni va a permitir que JxCat pueda hacer lo mismo que hizo ERC con Torra. Sin embargo, el líder de JxCat, Jordi Sánchez, le ha leído la cartilla a ERC y a Aragonès, desvelando públicamente parte de ese acuerdo de investidura.

la delegación será elegida por consenso y nombrada por la Generalitat con la voluntad de representar la pluralidad del proyecto independentista

Según el indultado por el presidente del Gobierno, «la delegación será elegida por consenso y nombrada por la Generalitat con la voluntad de representar la pluralidad del proyecto independentista». Además, «los nombrados tienen la voluntad de representar y defender los grandes consensos a favor de la autodeterminación y la amnistía de la mayoría«. De esta forma, no se exigía que los miembros fueran consejeros de la Generalitat, en contra de las afirmaciones de Aragonès.

O se permitía o no se permitía. Pero el mensaje de Jordi Sánchez deja en evidencia que uno de los dos socios de la Generalitat falta a la verdad y por el momento, ERC no ha desmentido a JxCat.

ERC O JXCAT, UNO DE LOS DOS FALTA A LA VERDAD

La decisión unilateral de Aragonès, por otro lado, cuenta con el beneplácito del Gobierno, como si de una pinza entre ERC, Unidas Podemos y el PSOE contra JxCat se tratase. Una solución para desbancar a los de Puigdemont, cuyo único objetivo es conseguir la independencia a cualquier precio y sin consenso, si así lo requiere la situación.

Para encauzar la situación y dar una salida digna al embrollo político, el enfurecido Aragonès ha permitido a JxCat dar a conocer otro listado, pero únicamente con nombres del Govern. Sin embargo, los de Puigdemont no están por la labor de allanar el camino y han vuelto a dispararse los rumores de una ruptura entre los socios de Gobierno desde hace más de seis años. Las desavenencias en el bloque independentista ha tenido como resultado sucesivos adelantos electorales y la condena a varios de sus dirigentes por sus propios actos.

La situación es tan tensa entre ERC y JxCat que Aragonès ha levantado el Consell Executiu de la Generalitat antes de tiempo y tomar los mandos de la situación, mientras que Albert Batet, presidente de JxCat en el Parlament, ha desconvocado a la prensa apenas una hora después de la intervención del líder de los republicanos.

ARAGONÉS BUSCA AISLAR A PUIGDEMONT

De esta forma, JxCat ha perdido la oportunidad de tratar de imponer su plan a Aragonès, que le ha devuelto el regalo envenenado con una contundente declaración. Además, el puño en la mesa del presidente catalán ha modificado el escenario.

Los de Puigdemont podrían romper el pacto de Govern tras el rechazo de ERC a su lista de miembros para ocupar los cuatro asientos que le corresponden en esta mesa de diálogo. Pero esta arriesgada jugada dejaría en una situación aún más débil a los de Puigdemont, que no tendrían la notoriedad de ninguna de las Consejerías ni tampoco los cientos de cargos situados en las altas esferas de la estructura de Gobierno.

El escenario que se le abre ahora a JxCat es complejo. Si se marchan del Govern, serán los responsables de la falta de unidad, si se quedan, como pretenden, el hazmerreír dentro del separatismo al verse superados por Aragonès. En cambio, con este giro de los acontecimientos, ERC ha conseguido aún más liderazgo, aunque sea a costa de los insultos en redes sociales por parte de quien les acusa de continuar con el autonomismo.

Sin embargo, la jugada de Aragonès se ha enfocado en ha aislar a Puigdemont a cualquier precio. El expresidente y fugado de la justicia española permanece en el exilio, refugiado en un palacete de 4.000 euros al mes. Por ahora, quien se pasea por las calles tras más de dos años en prisión es Oriol Junqueras, el exvicepresidente durante la etapa de Puigdemont. Éste, sin embargo, sí ha recibido la presión directa de la calle, con abucheos y pitos durante la celebración de la Diada.

EL PSOE APOYA A ERC Y DA PIE A UN POSIBLE PACTO ENTRE ARAGONÈS E ILLA

Por último, el PSOE ha avalado la tesis de ERC, socio indispensable para sacar adelante los Presupuestos de la Generalitat. El portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Héctor Gómez, ha apelado a la «responsabilidad» en la mesa de diálogo. Una referencia directa a JxCat, aunque ha desvinculado esta decisión de cara a la próxima negociación de las cuentas públicas estatales.

Para Gómez, es imprescindible «buscar soluciones» y «rebajar la crispación». Sin embargo, ERC ha venido a hablar en la reunión de este miércoles de amnistía y autodeterminación, dos líneas rojas que podrían negociarse si se votara en toda España. Aún así, el PSOE dejaría en entredicho la Constitución Española, que advierte que España es indivisible.

El PSOE quiere ser la muleta de ERC en la Generalitat, mientras ERC trata de continuar siendo el bastón necesario para hacer que el Gobierno continúe caminando. Una simbiosis que el resto de la oposición, como PP, Vox y Ciudadanos, critican. Los socialistas tratan de desvincular esta mesa de los Presupuestos, pero es la única baza que le queda a ERC para poder continuar obteniendo compensaciones para Cataluña en forma de competencias.