martes, 29 noviembre 2022 02:22

Gobierno vasco dice que el TSJPV «ha abrazado las posiciones más antiautonómicas»

El vicelehendakari primero y consejero de Seguridad del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, cree que la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJPV, que decidió ampliar el aforo en los estadios de fútbol del 30 al 60% rechazando el criterio del Gobierno vasco, «ha abrazado las posiciones más antiautonómicas».

Erkoreka ha realizado estas manifestaciones en la rueda de prensa que ha ofrecido en Bilbao junto con la directora de Tráfico, Sonia Díaz de Corcuera, para presentar el nuevo Plan Estrátegico de Seguridad Vial y Movilidad Segura y Sostenible 2025.

El vicelehendakari ha asegurado que la resolución «no les gusta» «discrepan radicalmente de ella en lo político y en lo jurídico», pero la respetan y se acatará.

El consejero vasco ha indicado que «no es la primera vez» que se encuentran con una resolución dictada por esta Sala que no les gusta, «ni su contenido jurídico ni tampoco en lo que entraña de limitación en el terreno ya político para actuar con responsabilidad a unas instituciones públicas que tienen frente a sí el inmenso desafío de afrontar nada menos que una pandemia».

El vicelehendakari ha añadido que esta Sala se ha caracterizado el último año «por sumarse a las posiciones más antiautonómicas del panorma comparado». Según ha manifestado, ha habido resoluciones «muy diferentes» por parte de los tribunales superiores de justicia de las distintas comunidades autónomas en relación a las medidas establecidas para luchar contra la pandemia con «contenido restrictivo y limitativo de derechos».

«Pero las posiciones más antiautonómicas son las que ha abrazado esta sala de este tribunal» y ha añadido que «en muchos casos, han sido abiertamente desautorizadas incluso por el Tribunal Supremo en su jurisprudencia».

Erkoreka ha reiterado que, no es voluntad del Gobierno vasco, interponer «recurso alguno». «Es voluntad del Lehendakari no judicializar más esta cuestión y actuar en cada momento en el marco de lo que resulta legalmente posible y lo que permiten las instituciones», ha manifestado.

Erkoreka ha indicado que hace «suyas» las palabras del portavoz del Gobierno vasco cuando decía que, con esta incertidumbre e inseguridad jurídica resulta «francamente difícil, objetivamente difícil afrontar con eficacia la lucha contra una pandemia».

El consejero ha aludido a las «deficiencias» que, a su juicio, constata como jurista en el auto y ha asegurado que «despacha en muy poco tiempo una abundante documentación» que le ha sido remitida por la representación judicial del Gobierno vasco, unos 800 folios, que requerían «para sus análisos conciencizudo un cierto tiempo». «Obviamente por el margen temporal que se ha dictado la resolución no ha sido objeto de análisis con el rigor correspondiente», ha añadido.

A su juicio, el auto hace una lectura «defectuosa» del alcance y contenido del acuerdo adoptado en su día por el Consejo Interterritorial de Salud, que no establece un aforo de 60%, sino que dice que «puede ser hasta de un 60%». Según ha indicado, en ese marco se han adoptado por parte de otras comunidades autónomas decisiones que se sitúan por debajo de ese nivel.

Asimismo, ha asegurado que llama la atención la capacidad que se atribuye el tribunal «para hacer valoraciones de tipo sanitario» cuando las decisiones del Gobierno vasco están avaladas por una comisión técnica integrada por especialistas médicos, biólogos, personalidades especializadas en pandemias.

En este sentido, ha aludido al hecho de que «alegremente, sus decisiones puedan ser suplantadas por una decisión de un tribunal que carece de formación biológica o epidemiológica» y tampoco «consta que haya recabado un dictamen especializado».

A su juicio, desde el punto de vista jurídico, se le podrían hacer «muchas objeciones», pero, «más allá de eso», ha insistido en que resulta «francamente difícil» una gestión de este tipo».

Sobre cómo se organizará esa ampliación de aforo, ha indicado que, como la resolución no va a ser objeto de recurso, ese será el marco en el que «necesariamente se van a desarrollar los partidos de la Liga este fin de semana y los próximos en Euskadi», de manera que el aforo en los campos será del 60%, al menos, en los afectados por la resolución.

Erkoreka ha indicado que hay una «primera labor» que tienen que llevar a cabo los clubes de fútbol, ya que el 60% en el interior de los campos no se puede distribuir «arbitraria o caprichosamente». Según ha manifestado, no sería «respetuoso con la normativa sanitaria» que «todos se concentrarán en la misma zona».

Por lo tanto, ha señalado que hay, en primer lugar, una tarea de determinar la distribución de ese 60% del aforo a lo largo del campo y corresponde «en primer lugar a los propios clubes», que son los que «van a decir cómo se situarán cada una de las personas que acudan al estadio».

Posteriormente, esa propuesta tendrá que ser sometida «al criterio y a la autorización» de las autoridades de salud pública, y, una vez obtenida esa autorización, la labor de la Ertzaintza «se limitará a garantizar el efectivo cumplimiento de ese marco».

En relación al exterior, que es la vía pública, está en vigor el marco normativo general concerniente a la vía pública, que establece que cuando no es posible mantener una distancia de metro y medio entre unas personas y otras, es obligatoria la mascarilla y hay que procurar que la distancia física «sea la mayor posible» para evitar el contagio.

«Todo eso está en vigor, no está alterado por el hecho de que se haya dictado el auto ayer por parte del TSJPV y ese marco será objeto de inspeccion y control por parte de la Ertzaintza a efectos de garantizar que esas medidas se respeten», ha agregado.