lunes, 18 octubre 2021 08:41

La mesa de diálogo centra el grueso de las preguntas del PP y Vox en el próximo Pleno

el corte ingles

La reciente reunión de la mesa de diálogo entre los gobiernos central y catalán centra buena parte de las preguntas que el PP y Vox pretende dirigir al Gobierno en el próximo Pleno de control en el Congreso, al que no asistirá el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por encontrarse de viaje en Estados Unidos.

«¿Avala el ministro la comisión de delitos como método democrático legítimo para sentar al Gobierno en una mesa independentista de negociación?», reza la pregunta que la portavoz del PP en la Comisión Constitucional, Edurne Uriarte, dirige al ministro de la Presidencia, Félix Bolaños.

En la relación de preguntas registrada por los grupos parlamentarios, también figura un interrogante del diputado ‘popular’ Vicente Betoret, quien pretende que la ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, aclare «qué negocia el Gobierno en esa mesa que no se pueda debatir en el Parlamento».

¿APOYA DÍAZ LA CELEBRACIÓN DE UN REFERÉNDUM?

De su lado, Vox dirige dos de sus preguntas a las vicepresidentas primera y segunda del Gobierno, Nadia Calviño y Yolanda Díaz, también relacionadas con ese foro de diálogo que presidieron en Cataluña Pedro Sánchez y Pere Aragonès.

Así, su portavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, quiere que Calviño diga «qué opinión le merece que el pasadomiércoles en Barcelona se retirara la bandera española antes de la comparecencia de Aragonès», y su ‘número dos’, Macarena Olona, busca que Díaz confirme si apoya la celebración de un referéndum de autodeterminación en Cataluña, como exigen los independentistas.

Asimismo, el partido que lidera Santiago Abascal también interpelará al Gobierno sobre las medidas que tiene previsto implementar el Ministerio del Interior para proteger a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, lo que dará lugar a la votación de la correspondiente moción una semana después.

En la misma sesión plenaria también tiene reservada una pregunta la portavoz de Junts en el Congreso, Miriam Nogueras, una de las personas que integraban el listado con el que los de Carles Puigdemont pretendían acudir a la mesa de diálogo antes de que Aragonès lo vetase por no incluir a miembros del Govern.

PREGUNTARÁ UNA DE LAS POLÍTICAS DE JUNTS VETADAS

Sin embargo, en el enunciado de la pregunta que ha registrado en el Congreso para el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, no hace, de entrada, mención alguna a la mesa de diálogo: «¿Cree este Gobierno que el independentismo es terrorismo?».

Además, el PP someterá a votación una moción, consecuencia de la interpelación que formuló este miércoles a la ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, con la que busca que el Congreso inste al Gobierno a reconocer que el «inviable jurídica y políticamente, ahora y en el futuro, cualquier referéndum de autodeterminación que se pueda promover por parte de la Generalitat».

También aspira a que el Gobierno declare un «compromiso inquebrantable» con la Constitución y la igualdad de los españoles, y que se comprometa a que la mesa de diálogo «no tenga ningún efecto jurídico» y a circunscribir su relación institucional con la Generalitat a lo previsto en la Carta Magna y el Estatut.