sábado, 23 octubre 2021 20:20

La ‘cuenta de la vieja’ de Almeida: presume de controlar «casi todos» los distritos y municipios

La guerra por el PP de Madrid ya está anunciada y ahora toca coger posiciones. Esto es como el Risk, pero en vez de países se juega con distritos y los municipios. Esta guerra enfrenta directamente al alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, en calidad de «campeón» de Pablo Casado contra la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. La presidenta está tranquila, pero Almeida ya se ha lanzado a vender a los suyos que cuenta con el apoyo de prácticamente todos los municipios y los distritos madrileños. El problema es que esta actitud del alcalde se basa, según las fuentes del Ayuntamiento de Madrid, en unas cuentas bastante «vagas» que no dejan claro qué pasará. Pero lo cierto es que, si miramos la piel del oso que está vendiendo el regidor, parece que el alcalde tiene todo ganado.

Almeida se ha dedicado estos últimos días a comentar entre los suyos que lo tiene todo atado. El alcalde se jacta de tener controlados todos los municipios y los distritos excepto uno. Este distrito rebelde es la del viceconsejero de Transportes, Carlos Díaz-Pache Gosende, que como evidentemente forma parte de la Comunidad de Madrid, el alcalde no se ha atrevido a decir que le apoyan también desde San Blas Canillejas. Pero para las cuentas de Almeida y de su equipo, lo tienen todo controlado porque no solo cuentan con el tirón del propio alcalde, sino con el apoyo de Génova, que quiere frenar a Ayuso con todo.

Las sumas de Almeida recuerdan a ese estilo científico bautizado como la «cuenta de la vieja». Al menos así lo llaman fuentes del propio Ayuntamiento de Madrid. Almeida cree contar con el apoyo de todos los municipios y los distritos porque en cada uno de ellos hay algún dirigente del partido que Almeida cree que le apoya con todo. Insistimos, no solo porque él sea el alcalde, sino porque su candidatura es del propio Casado, que quiere frenar el ascenso de Ayuso cortándole las alas incluso en el PP de Madrid a pesar de que el secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, había mostrado a principios de verano su apoyo a la presidenta autómica.

Almeida cree que cuenta con el apoyo de Majadahonda porque Ana Camíns reside ahí

Almeida cree que cuenta, por ejemplo, con el apoyo de Majadahonda porque Ana Camíns, la secretaria general del PP de Madrid, reside ahí. El mero hecho de que Camíns tenga casa en este municipio ha llevado a Almeida a ser optimista y considerar que cuenta con el apoyo de todos los dirigentes populares del territorio. Al menos es lo que vende a nivel interno y lo que cuentan las fuentes directas del Ayuntamiento de Madrid.

Lo mismo que ocurre con Majadahonda ocurre con Pozuelo de Alarcón. La alcaldesa del pueblo, Susana Pérez Quislant, y el primer teniente alcalde del territorio, Eduardo Oria, tienen intereses muy personales incrustados en el Ayuntamiento de Madrid. En el caso de la alcaldesa, su marido, Miguel Ángel Regodón Alegre, es asesor en el Consistorio de Almeida. Y estas mismas fuentes apuntan a que la mujer de Oria trabaja también en el Ayuntamiento, esta vez de la mano de la concejal Paloma García. El que los dos primeros cargos de Pozuelo de Alarcón tengan a sus parejas trabajando como asesores para el Ayuntamiento de Madrid ha llevado a Almeida a pensar que también tiene el control de Pozuelo. De lo que quizás se olvida es de que el presidente del PP de Pozuelo es Enrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid. Y también de que la propia hermana de Ruiz Escudero, Almudena, también es concejala de la región. Con todo esto, parece disputado el municipio, peo Almeida vende a los suyos que tiene su apoyo bien controlado.

También pasa con Boadilla del Monte. Este municipio madrileño de 52.000 habitantes fue regido por Antonio González Terol, ilustre popular que también es presidente del PP de Boadilla. Terol es diputado nacional. Esto quiere decir que está a las órdenes de Casado y que es fiel al presidente del partido. El desarrollo del argumento de Almeida le lleva a pensar que si él es el «campeón» de Casado encargado de frenar en seco a Ayuso consiguiendo la presidencia del PP de Madrid y Terol es diputado nacional, Boadilla le apoyará. Sí. Lo hará porque Terol ha sido exalcalde de Boadilla y es presidente del PP del municipio. Blanco y en botella.

Almeida solo se controla a la hora de vender que el distrito de San Blas es suyo por razones más que evidentes. Lo demás, el alcalde insiste entre los suyos y a nivel interno en que lo tiene todo absolutamente controlado y que con tan solo anunciar que se presentaría como candidato para presidir el PP de Madrid ha conseguido el apoyo de todos los distritos y de todos los municipios alegando esta «cuenta de la vieja» por la que tira de algún representante popular para decir que todos en bloque le apoyarán a él antes que a al presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

FRENAR A AYUSO

Todo esto es por frenar el ascenso imparable de la presidenta de la Comunidad de Madrid. Desde que ganó las elecciones de la Comunidad de Madrid, Ayuso se ha convertido en el único activo con tirón del PP. Esto ha impulsado a Casado y al mismo tiempo ha hecho que el presidente popular se plantee la forma de evitar que ascienda más de lo necesario. Almeida ha sido el elegido para esta tarea en un cambio de guion que ha llevado a la directiva popular a dar un giro completo en su estrategia. En un principio apoyaron la candidatura de Ayuso para presidir el goloso PP de Madrid sin reservas. Ahora Casado quiere que Almeida asuma el encargo a regañadientes de arrebatarle el PP de Madrid a Ayuso.

De momento, estas «cuentas» de Almeida no asustan lo más mínimo en Sol porque saben que Ayuso tiene mucho más tirón del que se creen. Almeida es quien ha presumido a nivel interno, pero ni los suyos se creen su relato. Habrá que ver qué ocurre en un congreso que se prevé un escenario de guerra que condicionará el PP a nivel nacional.