jueves, 28 octubre 2021 00:58

Estar protegido durante la vuelta al cole de una forma natural: Imunobalance

Con la vuelta al cole presente, los padres y madres llevan tiempo encargándose de los preparativos para el nuevo año escolar que se avecina. En esta época del año en la que es muy frecuente el contagio de enfermedades como resfriados y gripes, lo ideal es fortalecer el sistema inmunitario de los pequeños mediante complementos que brinden los nutrientes necesarios para garantizar un buen estado de salud.

El laboratorio Herbetom Internacional cuenta con el complemento alimenticio perfecto para estos casos. Imunobalance se encarga de garantizar el funcionamiento normal del sistema inmune para prevenir enfermedades.

El aliado ideal para el cuidado del sistema inmunitario

Una de las estructuras más importantes en el cuerpo humano es, en definitiva, el sistema inmunológico. Esta red de células, tejidos y órganos se encarga de localizar, combatir, controlar y eliminar agentes nocivos que intentan mermar la salud.

Cuando el sistema inmunitario se encuentra debilitado, es muy probable que el paciente sea propenso a sufrir numerosas enfermedades. De esta manera, fortalecer la respuesta inmunológica de los niños es una prioridad para cualquier padre preocupado por una vuelta al cole segura.

Tomando esto en cuenta, el laboratorio Herbetom Internacional se ha dedicado a crear complementos alimenticios como Imunobalance, que mantiene las defensas fuertes.

¿Cómo actúa Imunobalance para fortalecer el sistema inmune?

Aumentar las defensas de los niños resultará más sencillo que nunca con el apoyo de Imunobalance. Este complemento alimenticio está formulado a base de plantas, vitaminas y minerales.

Imunobalance posee una fórmula compuesta por própolis, uña de gato, equinácea y liquen de Islandia. Asimismo, contiene vitaminas A, B, C, D y E y distintos minerales como el zinc, cobre o selenio, que mantienen el correcto funcionamiento de nuestro sistema inmunitario.

Este producto se encuentra tanto en formato cápsulas como en jarabe. El modo de empleo es muy sencillo: una cápsula al día o 10ml al día, preferiblemente por las mañanas.