lunes, 18 octubre 2021 13:29

Protección Civil alerta por fuertes lluvias el noroeste peninsular y Baleares

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, de acuerdo a las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), ha alertado por fuertes lluvias y tormentas en la jornada de este sábado 18 de septiembre en el noroeste peninsular y en Baleares.

Las precipitaciones con mayor intensidad afectarán principalmente a zonas litorales de las provincias de Barcelona y Tarragona, donde se podrían acumular hasta 40 litros por metro cuadrado en una hora, según Protección Civil.

Ante las lluvias intensas, recomienda extremar todas las precauciones en caso de conducir un vehículo, disminuir la velocidad y no detenerse en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua. En el caso de que se tenga que viajar, aconseja circular por carreteras principales y autopistas. Asimismo, aconseja informarse de la evolución de los cambios en la meteorología.

Para hacer frente a tormentas súbitas y lluvias intensas, pide tener muy en cuenta el lugar donde los vehículos son aparcados, ya que un rápido aumento del nivel de las aguas podría dañar los vehículos aparcados en zonas inundables y además, arrastrarlos, provocando daños a bienes ajenos o impidiendo el flujo natural de la corriente.

Por ello, en el caso de que comience a llover de forma torrencial, con riesgo de inundación, recomienda no atravesar en ningún vehículo ni a pie los tramos que estén inundados porque se desconoce lo que puede haber debajo del agua, y aconseja tener localizados los puntos más altos de la zona. Igualmente, pide no intentar salvar un vehículo en medio de una inundación.

Si alguien se encuentra en el campo, aconseja alejarse de ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas, evitando así atravesar vados inundados. A su vez, insta a la población a dirigirse a los puntos más altos de la zona.

Ante el riesgo de tormentas, cuando las personas que se encuentran en campo abierto están más expuestas, pide evitar correr y permanecer en lugares elevados, como los altos de las colinas, crestas o divisorias; no refugiarse debajo de los árboles y mantenerse lejos de alambradas y objetos metálicos.

Igualmente, dentro de los núcleos urbanos, recomienda quedarse cerca de los edificios para protegerse y, dentro de las viviendas, evitar corrientes de aire. Para los conductores, el mejor refugio es el propio vehículo.