martes, 26 octubre 2021 14:14

Rosell cree «lamentable» la abstención del PP para incluir la violencia de género en la lista de delitos de la UE

el corte ingles

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, espera que la Ley de Libertad Sexual «sitúe a las víctimas de violencia sexual a la altura de las víctimas de violencia de género». Asimismo, ha criticado que el PP se abstuviese en la votación del Parlamento europeo para que la violencia de género sea perseguida en la lista de delitos de la UE.

«Es lamentable que se aparten, con más o menos excusas, de ese Pacto de Estado para defender la igualdad y los derechos de las mujeres, firmado en 2017, y esperemos que lo reconsideren y no se dejen llevar por esos cantos de la ultraderecha», ha indicado Rosell a los medios de comunicación antes de intervenir en la clausura del I Congreso sobre Violencia Sexual en Logroño.

Una iniciativa que ha calificado de «importante» porque «es importante hablar de violencia sexual porque España somos un país referente a nivel internacional para la violencia de género, pero limitada desde al año 2004, por esa Ley puntera limitada a la pareja o expareja».

Ante ello, ha puesto el acento en que «hay toda esa bolsa de violencia muy oculta y silencia que también tiene que dejar de ser un problema privado para ser una cuestión pública y un deber del Estado, que es toda la violencia sexual y la violencia machista que se sufre fuera de la pareja o expareja».

Por ello, Rosell ha resaltado que «estos espacios de reflexión, de propuesta legislativa, de aterrizar en el territorio, en este caso en La Rioja, son esenciales porque suponen un encuentro entre las expertas que elaboran las Leyes, las políticas públicas estatales y las políticas públicas regionales».

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género ha lamentado que «no se de la misma protección, ni mucho menos, una protección integral a víctimas y supervivientes de violencia sexual que a víctimas y supervivientes de violencia de género», así como que «tampoco hay las mismas posibilidades, ni los mismos recursos de atención 24 horas, de acceso a vivienda, de movilidad laboral», o incluso de «reparación, porque en la violencia sexual las víctimas necesitan mucha reparación tanto económica, psicológica como social».

Por ello, Rosell ha alertado que «en estos tiempos de negacionismo, de retroceso, de mensajes de ultraderecha, en contra de las mujeres que denuncian no solo no se repara, sino que se avergüenza, y se es cómplice del agresor». Ante esto, ha destacado que «las políticas públicas feministas tenemos muchos frentes abiertos para dar a las mujeres un camino, entre lo institucional para que se sientan en un espacio amable, seguro y protegido», así como «con la fuerza suficiente para poder denunciar o salir de esa violencia».

En este punto, la delegada del Gobierno ha indicado que «acabamos de confirmar el último asesinato en La Coruña, y ayer el del niño de dos año en Barcelona». A tenor de ello, si que ha señalado que «seguimos incidiendo mucho en las cifras de España que son muy inferiores a los países de nuestro entorno», pero aún así «una sola víctima es mucho, y un solo niño asesinado debido a la violencia vicaria es mucho, siendo además la más ruin y la más cruel porque utiliza a los niños como meras cosas, los despersonaliza para hacer el mayor daño posible a la madre».

A pesar de ello, Rosell ha resaltado que España «es un país seguro para las mujeres, pero la violencia sexual sigue estando oculta», hasta el punto que datos de 2019 indicaban que «solo el 9 por ciento de las mujeres mayores de 16 años que han sufrido violencia sexual en España han presentado una denuncia ante la Policía o en los juzgados».

Por esto, ha apuntado que «es tan importante no decirle a una mujer que denuncie y de el salto tú sola, sino que el deber del Estado, frente a esos derechos de las mujeres, están las obligaciones de los Estados de poner las condiciones materiales para que ellas den ese paso de dar otras puertas de salida a la violencia que no necesariamente sean la denuncia policial y judicial, sino que esté en condiciones de interponerla, porque solo entonces veremos como esas pruebas que a veces se vuelven en su contra, esa soledad y ese cuestamiento, se traduce en condiciones para acudir con seguridad a esos espacios».

Para Rosell «el yo si te creo es un acto político radical, es una declaración de intenciones, de voluntad del estado de que va a poner todos los medios a disposición del Estado, que hasta ahora no ha ocurrido pero creemos que con la nueva Ley de Libertad Sexual se van a situar a la altura de las víctimas de violencia de género».

Sobre el ‘Eurodelito’, ha señalado que «en España podemos tener algunos casos de víctimas de violencia de género que también son víctimas de la falta de armonización de nuestras legislaciones». En este sentido, ha destacado que «como somos un país bastante avanzado en violencia machista no nos damos cuenta de la importancia que todos los países definan esto como un crimen, como el delito informático o la corrupción, pero además que al ser un fenómenos global se pueda perseguir a nivel global».

Finalmente, Rosell sobre la abstención del PP en este asunto, ha señalado que «es lamentable que se aparten, con más o menos excusas, de ese Pacto de Estado para defender la igualdad y los derechos de las mujeres, firmado en 2017, y esperemos que lo reconsideren y no se dejen llevar por esos cantos de la ultraderecha».