sábado, 23 octubre 2021 13:54

Cepesca pide al comisario Sinkevicius que transforme sus buenas palabras en «más apoyo»

La Confederación Española de Pesca (Cepesca) ha agradecido al comisario de Pesca, Océanos y Medio Ambiente, Virginijus Sinkevicius, la visita que está realizando en España para conocer de primera mano la realidad de la pesca nacional y le ha pedido que transforme las buenas palabras en «más apoyo y medidas prácticas» a favor de la pesca europea, según ha informado en un comunicado.

En concreto, durante la reunión que el comisario ha mantenido en Vigo con autoridades del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación con el ministro Luis Planas al frente, así como de la Xunta, del Instituto Español de Oceanografía, del Parlamento Europeo y de diferentes organizaciones del sector pesquero, el secretario general de Cepesca, Javier Garat, ha reconocido el «intenso trabajo» que ha realizado el equipo de Sinkevicius para hacer frente a las consecuencias provocadas por la pandemia de la Covid-19 en el sector, el trabajo realizado durante las negociaciones del Brexit y la reciente crisis con Noruega.

Garat ha vuelto a recordar a Sinkevicius la frustración del sector ante la desconfianza que generan determinadas políticas de la Comisión Europea y la falta de reconocimiento al esfuerzo notable realizado en la última década.

«Ha supuesto la pérdida de barcos, de empleos y de riqueza en nuestras regiones pesqueras, así como una reducción de la mortalidad y del esfuerzo pesquero, si bien esto ha permitido que la mayoría de las poblaciones de peces en el Atlántico Nordeste se encuentren en Rendimiento Máximo Sostenible (RMS)», ha señalado.

Además, Garat le ha informado de la desconfianza provocada por políticas como la del Pacto Verde europeo, la Estrategia de Biodiversidad o la reciente propuesta de Directiva que pretendegravar con impuestos el gasóleo pesquero, alertando sobre su negativo impacto y el enorme coste que supondrá para la actividad pesquera.

«Provocará la pérdida de competitividad de nuestras empresas frente a las de otros países como, por ejemplo, China, que continuarán operando bajo una legislación mucho más laxa que la europea, incluso al margen de la legalidad, y vendiendo muchos de sus productos libres de aranceles a la UE», ha alertado.

El secretario general de Cepesca tampoco ha pasado por alto la propuesta de Reglamento de control de la pesca, que se encuentra en tramitación, y que incluye determinadas medidas que suponen el tratamiento de los pescadores como presuntos delincuentes.

Además, ha insistido en la sostenibilidad de un arte de pesca como el arrastre, que ha sido «injustamente demonizado» y se ha convertido en objeto de persecución por parte de las políticas de la CE.

De esta forma, Garat ha pedido a Sinkevicius transformar sus buenas palabras en políticas de apoyo al sector, en medidas a favor de la pesca y declaraciones públicas que pongan en valor el trabajo y el buen hacer del sector pesquero español y europeo.

En este sentido, el secretario general de Cepesca se ha referido explícitamente a la Cumbre de Naciones Unidas sobre los Sistemas Alimentarios 2021, que se celebra el próximo 23 de septiembre, en tanto que oportunidad de reconocimiento a los productos de la pesca comoalimento saludable y con menor impacto de huella de carbono, merecedor por tanto de unas políticas que, en lugar de dar cabida a la competencia desleal, sirvan para promover la soberanía alimentaria de la Unión Europea.

Por otro lado, Garat ha puesto el acento sobre otro asunto capital como es la gobernanza oceánica internacional y los acuerdos de pesca de la UE con terceros países. En el primer ámbito, ha solicitado al comisario mayor impulso y apoyo a las Organizaciones Regionales de Pesca (ORP) así como mayor coherencia y coordinación entre la política pesquera y las políticas comercial, sanitaria y de cooperación al desarrollo de la UE.

Respecto a los acuerdos pesqueros, Garat ha llamado la atención sobre el acuerdo con Mauritania que, tras su renovación el pasado julio, requiere una tramitación urgente para que pueda entrar en vigor la aplicación provisional del mismo para que los buques no tengan que salir del caladero a partir del 15 de noviembre próximo, fecha en la que vence el anterior protocolo.

Por último, ha reiterado la importancia de tener todos las mismas reglas del juego y ha recordado al comisario que los barcos pesqueros europeos cumplen una legislación cuyo nivel de exigencia está muy por encima de la de otros países, cuyas flotas no encuentran, sin embargo, obstáculos para comercializar sus productos en Europa, incluso libres de aranceles.