domingo, 17 octubre 2021 05:26

UP carga contra el «cinismo absoluto» de Abascal sobre la manifestación homófoba

el corte ingles

La coportavoz estatal de Podemos, Isa Serra, ha denunciado el «cinismo absoluto» de Vox ante la manifestación homófoba del pasado sábado en el barrio madrileño de Chueca, así como el «silencio» de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, a la hora de condenar lo ocurrido.

En rueda de prensa en la sede del partido este lunes, junto a su homólogo Pablo Fernández, ha señalado que la celebración de esta marcha «racista» y «homófoba» es algo «gravísimo que no puede suceder en democracia».

A su vez, ha destacado que existe un «problema de seguridad» para las personas LGTBi y ha reclamado implicación de todas las fuerzas políticas para combatir los «discurso de odio de la extrema derecha».

Por tanto, Serra ha recalcado que en «democracia no hay término medio» y ha advertido de que no condenar la celebración de esta manifestación, es «estar a favor de los nazis».

HEDOR DEL DISCURSO DE VOX SOBRE EL COLECTIVO LGTBI

Y a continuación ha añadido que no ha escuchado aún un pronunciamiento en este sentido de Ayuso, a quien sí ha oído decir que la «homofobia no existe, que es algo que está en la cabeza de la izquierda» y que sí pretende derogar las leyes LGTBi que imperan en la Comunidad porque «lo pide Vox», que es como practcar la homofobia.

Luego ha agregado que sí ha comprobado el «cinismo absoluto» de Abascal, quien dijo ayer que lo ocurrido era cosa de una «banda de locos y de fanáticos», además de subrayar que lo ocurrido «apesta a cloaca socialista».

«Esto es una vergüenza porque han sido los medios de Vox los que ha apoyado y convocado estas manifestaciones. Por lo tanto exigimos evidentemente a todos los grupos políticos y en especial a Ayuso y el PP en su conjunto, que se manifiesten en contra y rechace actos como estos», ha exclamado.

En esta línea ha recordado el pasado incidente que tuvo lugar en el centro de primera acogida de menores extranjeros no acompañados de Hortaleza, cuando se lanzó una granada simulada después de que la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, se plantara repetidas veces en la puerta para «ciminalizarles».

Y es que la dirigente de la formación morada ha cargado contra las declaraciones de Vox sobre los homosexuales, que despiden «hedor» y denotan una ideología clara de atacar los derechos del colectivo LGTBi.

DEPURAR RESPONSABILIDADES

También ha recalcado que es «fundamental» la denuncia que han interpuesto los ministerio de Igualdad y Derechos Sociales, pues un suceso de estas características «no puede quedar impune». Al hilo, ha apremiado a desplegar cuanto antes las ley Trans-LGTBi para ampliar los derechos del colectivo LGTBi, para que puedan ser extendidos a su vez en el resto de autonomías.

En este sentido y cuestionado sobre el papel de Delegación de Gobierno al autorizar la marcha, Serra ha desgranado que lo importante es que se investigue lo acontecido y que una cosa así «no salga impune». De esta forma, ha instado a que se asumen responsabilidades a todos los niveles.

CRITICA LAS «EXECRABLES» DECLARACIONES DE ABASCAL CONTRA ARAGONÉS

Mientras, Pablo Fernández ha censurado las «inaceptables» declaraciones del líder de Vox, quien recientemente espetó que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, debería incluso haber «abofeteado» al presidente catalán, Pere Aragonés, cuando fue retirada la bandera de España para su comparecencia tras la reunión de la mesa de diálogo la semana pasada.

El coportavoz de la formación morada ha calificado de «deleznables» y «execrables» esas palabras de Abascal, para a continuación lanzar un mensaje a toda la clase política sobre el «discurso de odio» que siembra como «caldo de cultivo» la «ultraderecha».