domingo, 17 octubre 2021 02:31

Bolaños se reafirma en que el ‘procés’ está terminando

El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, se ha reafirmado hoy en que el ‘procés’ está terminando porque se ha abierto una nueva etapa que es la de la búsqueda de soluciones en Cataluña dentro del marco de la Ley y de la Constitución y ha pedido a Junts per Cataluña que sean parte de la solución y no del problema. Sin embargo, el senador Josep Lluís Cleries ha rechazado esta afirmación reclamando un «referéndum pactado» y, en caso contrario, ha amenazado con culminar el 1-O con la República catalana.

Este ‘rifirrafe’ se ha producido esta tarde en el Senado, durante la sesión de control al Gobierno, cuando Cleries ha preguntado al ministro por qué afirma que el ‘procés’ independentista de Cataluña se está terminando.

«Dije y mantengo que el proceso soberanista está terminando y que ahora iniciamos nueva etapa que es búsqueda de soluciones, y creo que el proceso está terminando porque lo que definía ese proceso era el enfrentamiento, la confrontación, vivir de espaldas unos a otros, no dialogar, no buscar soluciones, tener todos los días un conflicto institucional y político que tensionaba a la sociedad catalana y española», le ha espetado Félix Bolaños en su respuesta.

Según el ministro, en la etapa de diálogo el Gobierno quiere que ambas partes se miren a la cara, escuchen al diferente, no vivan de espaldas unos a otros, busquen puntos de conexión y, en el futuro, puedan encontrar «soluciones a un problema político como el que teníamos en Cataluña».

Y para ello, el ministro ha invitado a Junts a que se sienten en la Mesa de Diálogo y «formen parte del diálogo, que sean parte de la solución y no del problema».

El senador de Junts le ha espetado que su formación es «de diálogo» aunque les «veten» en la Mesa y se ha mostrado molesto porque el ministro haya dicho, desde que le nombraron, que el ‘procés’ está terminando.

Cleries le ha recriminado esta afirmación cuando precisamente se ha acordado una mesa de diálogo para «la resolución de este conflicto político». En su opinión, el ministro está negando la realidad de la «nación catalana» y ha criticado que la mesa no tuviera ni orden del día ni contenido. «Lo único que te puedes quedar es con la foto, porque no hay nada más». Y como ejemplo de foto ha puesto la «sobrecogedora» imagen del presidente Sánchez «tomando un café con el jefe de la oposición, cuando la mesa está reunida». «Muy implicado no se le vió», ha remachado.

LA «FÓRMULA MÁGICA»: EL REFERÉNDUM PACTADO

Tras recalcar que «Junts siempre formará parte de la solución», ha reprochado al ministro que el PSOE apoyara la aplicación del 155 que, en su opinión, es donde estuvieron los desgarros, las fracturas y los enfrentamientos. «Lo hicieron ustedes también», ha exclamado y a renglón seguido ha recordado los «golpes de porra o las balas de goma, la represión del Estado español contra una parte significativa de la sociedad catalana o el jefe del Estado invitando a las empresas a irse de Cataluña». «Que esto debe ser mucha concordia», ha exclamado con ironía.

También ha mencionado los ataques constantes a la lengua catalana como ocurre, ha dicho, con la ley general de comunicación audiovisual que prepara el Gobierno. «Debe formar parte de la agenda del reencuentro con la lengua catalana», ha afirmado a modo de puya.

Según el senador de Junts, la democracia es votar y eso «no desgarra nada» y ha advertido a Bolaños de que si quiere saber si el ‘procés’ está terminado la «fórmula mágica» para saberlo en democracia se llama «referéndum pactado».

No obstante, ha avisado de que si esta fórmula no le sirve al Gobierno, ya hubo un referéndum el 1 de octubre de 2017. En este sentido, ha advertido de que tanto él como otros están trabajando para culminar ese 1 de octubre con una «República catalana».

Cleries también ha rechazado la decisión adoptada por Pedro Sánchez y Pere Aragonés de que el diálogo tiene que ser sin prisas y sin una fecha en el horizonte.

«Ustedes dicen diálogo sin prisas, pues mire, los exiliados, los represaliados, los 4.000 represaliados, los perseguidos por el Tribunal de Cuentas sí que tienen prisa y tenemos la prisa para culminar un proceso y las palabras que lo culminan son independencia y amnistía», ha remachado.

BOLAÑOS RECHAZA «CRONIFICAR» LA FRACTURA CON ESPAÑA.

El ministro, que se ha reafirmado en sus afirmaciones sobre el ‘procés’, le ha dicho «sin acritud» a Cleries que Junts está «encadenado a esa fase del conflicto y enfrentamiento en la que se producían hechos tan lamentables como los que ha mencionado».

Por eso le ha insistido en «pasar página» porque entiende que para Cataluña ha sido una década perdida, donde la sociedad catalana ha estado viviendo continuamente «al borde del abismo».

En este contexto ha recalcado el afán del Gobierno por buscar soluciones democráticas «dentro del marco de la ley y la Constitución» y que no fracturen definitivamente a la sociedad catalana de por vida.

Unas soluciones que, ha dicho, sirvan para lograr acuerdos en los que todos estén relativamente cómodos en lugar de «votar discrepancias y posturas alejadas». Bolaños apuesta porque Cataluña vuelva a ser uno de los motores de España, donde una de las prioridades sea la vacunación, el crecimiento económico y las medidas para el reencuentro.

Ha insistido en hablar de las medidas que otros presidentes catalanes plantearon a los Gobiernos de España y que «en teoría fueron el origen del conflicto».

«Estamos dispuestos a hablar de todas las peticiones, todas las que supongan mejorar la vida de los catalanes, pero no vamos a poner encima de la mesa una cronificación definitiva de la fractura de Cataluña con España», ha concluído Bolaños.