sábado, 4 diciembre 2021 03:17

Croquetas de huevos fritos: la receta que Arguiñano no te ha enseñado

La croqueta es la comida universal. No nos extraña que tenga hasta su propio día, que por cierto es el 16 de enero. Ese día se rinde homenaje a uno de los alimentos más socorridos y que más nos gustan del mundo. Todos hemos conocido croquetas de atún, jamón, de cecina…pero ¿has comido alguna vez de huevos fritos? Pues nosotros te traemos la receta que Arguiñano nunca te ha enseñado.

Como te decimos, cada 16 de enero se rinde homenaje a éste manjar de nuestra gastronomía, que aunque en su origen no es española la hemos hecho nuestra por derecho. Y es que creemos que ahora mismo nadie trabaja este alimento como los cocineros españoles. Eso sí, hoy mejoramos la receta con un modelo de croqueta que no creo que hayas visto en muchos sitios.

El origen de las croquetas

El origen de las croquetas

¿De dónde viene este placer a la boca? Pues se sabe que el cocinero francés Antonin Carême, conocido como el “rey de los chefs y el chef de los reyes”, fue quien las introdujo en las cocinas nobles entre mediados del siglo XVIII y principios del XIX tras haberlas servido en uno de sus banquetes bajo el nombre de croquettes à la royale. Una de las curiosidades es su origen etimológico, ya que proviene de la palabra francesa croquer, que significa crujir y de su diminutivo, “croquette”. Este plato nace en una época de hambruna en la que la harina era abundante.