lunes, 18 octubre 2021 10:19

López (PP) dice que la ley permitía disolver la marcha nazi

El consejero de Justicia, Interior y Víctimas de la Comunidad de Madrid, Enrique López, ha reiterado este martes que la ley permitía haber disuelto la manifestación del sábado que discurrió por el barrio de Chueca, convocada por entidades de ideología neonazi, y pide a la Delegación del Gobierno en Madrid y al Ministerio del Interior que extremen la vigilancia a este tipo de organizaciones.

Así ha respondido a las declaraciones efectuadas esta mañana por la delegada del Gobierno, Mercedes González, que dijo que le extrañaba que «un juez con la reputación» de Enrique López dijera esto. También argumentó que solo se puede disolver una manifestación si se producen desórdenes público o agresiones a los policías.

«Toda mi confianza y apoyo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Actuaron como consideraron; había niños y personas mayores, disolver supone cargar contra ellas. Si él (Enrique López) considera que había que generar una batalla campal, espero que no sea delegado del Gobierno. La Policía tiene mi máxima confianza, que está para resolver los problemas, no para crearlos. La marcha fue vomitiva, pero transcurrió con toda seguridad y sin incidentes», apuntó Gónzalez.

En cambio, el titular regional de Justicia ha insistido esta tarde que le artículo 5 de la ley orgánica que regula el derecho de reunión y manifestación permite suspender una protesta cuando se lanzan gritos xenófobos y homófobos como los que se profirieron el sábado en Chueca, en el que algunos manifestantes exigieron a vecinos que abandonen su lugar de residencia, «cometiendo delitos».

«Ella y el Ministerio del Interior son los responsables de dirigir las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado hacia la decisión que quieran adoptar. Yo me limité a decir lo que la ley permite. Entre todos debemos extremar más la vigilancia a este tipo de organizaciones que de forma tan clara y manifiesta contrarían el orden político nada más y nada menos que ejerciendo discursos de odio públicos por razones de identidad sexual. Todos tenemos que condenarlos y en la medida de lo posible evitarlos», ha concluido López.