sábado, 23 octubre 2021 12:34

Urkullu recuerda a los 4.700 fallecidos por la covid con la esperanza de la recuperación

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha recordado este martes a las más de 4.700 personas fallecidas en Euskadi por la covid-19 desde el inicio de la pandemia, en marzo de 2020, con la esperanza de comenzar «un nuevo tiempo» que permita «dejar atrás el túnel pandémico e iniciar una etapa de recuperación emocional, social, económica y de la convivencia».

Urkullu ha presidido este martes en Vitoria-Gasteiz un acto en recuerdo y reconocimiento a las víctimas del coronavirus, el segundo que se celebra en Euskadi tras la primera ceremonia de este tipo que se conmemoró el 21 de septiembre del año pasado.

Al igual que en aquella primera edición, el homenaje se ha celebrado en el parque Sempervirens, término que hace referencia a la ‘sequoia Sempervirens’ o sequoya de California, un árbol muy longevo que puede vivir entre 1.200 y 1.800 años.

Urkullu ha subrayado que la nueva sequoya plantada el año pasado en este espacio, donde también hay otro árbol de esta especie plantado en 1860 pero que se secó en 2014, «representa la vida, la fuerza de nuestra complicidad y colaboración ante la adversidad, y el espíritu del bien común».

«TÚNEL PANDÉMICO»

«Sempervirens simboliza, en este momento, la esperanza de iniciar un nuevo tiempo; la esperanza de dejar atrás el túnel pandémico e iniciar una etapa de recuperación personal y emocional; social, económica y de la convivencia», ha añadido.

Urkullu ha recordado que en Euskadi han fallecido más de 4.700 personas por la covid-19 desde que la Organización Mundial de laSalud declaró la pandemia el 11 de marzo del pasado año.

En este sentido, ha afirmado que en la jornada de este martes «compartimos el espíritu Sempervirens; miramos al futuro con esperanza, sin olvidar la experiencia pasada y la solidaridad con quienes más han padecido».

«HUMANIZAR Y PERSONALIZAR»

El lehendakari ha recordado a las víctimas directas de la pandemia y a sus familiares, y ha explicado que a través de estas ceremonias se trata de «humanizar y personalizar nuestro sentimiento de cercanía, condolencia y solidaridad». «Este espacio nos ayuda a encarnar y enraizar en la memoria la empatía con cada una de las víctimas de esta pandemia», ha añadido.

Además de Urkullu y de los consejeros del Gobierno Vasco, el acto ha contado con la presencia de otros dirigentes y representantes institucionales