martes, 26 octubre 2021 12:17

Susana Pérez Quislant convierte Pozuelo en un cortijo para ‘enchufar’ familiares del PP

Como una empresa familiar. En el Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón hay hijos, hermanos y parejas colocadas a lo largo y ancho de las instituciones gobernadas por el PP. La propia alcaldesa del municipio, Susana Pérez Quislant, tiene a su marido colocado como asesor en el Consistorio de Madrid. Pero no es la única. El primer teniente alcalde de Pozuelo, Eduardo Oria, también tiene a su pareja sentimental trabajando como asesora en el Ayuntamiento de la capital a la par que Almudena Ruiz Escudero, hermana del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, ocupa un buen cargo como concejala en Pozuelo. Y estos no son los únicos. Los apellidos Erguido, Cardalliaguet o Barcala salpican la web del ayuntamiento de este municipio madrileño ahondando en una afirmación que recorre Génova acompañada de un malestar general que amenaza con acabar con la carrera política de la alcaldesa: Pozuelo es un cortijo del nepotismo popular.

Vamos por partes y empezando desde arriba. En Génova llama la atención que Susana Pérez Quislant tenga a su marido trufado en el Ayuntamiento de Madrid. Lo hace porque lo que cuentan las fuentes es que es su mujer la que ha sido una pieza clave dentro de la carrera política de Miguel Ángel Regodón Alegre.

Los consejos de Regodón son codiciados (al parecer) por varios consistorios madrileños. Del año 2008 al 2011 trabajó como asesor técnico de urbanismo en el Ayuntamiento de Móstoles. Tras esto, fue tal el buen rollo que mantuvo con el equipo de gobierno local que se convirtió directamente en director técnico de la Presidencia del Ayuntamiento de Móstoles, donde estuvo hasta 2015. Cuando acabó su etapa en este gran municipio madrileño, el marido de la alcaldesa debió tener el buzón algo colapsado de peticiones y decidió aconsejar a Alcorcón en calidad de coordinador general del Ayuntamiento donde no duró ni un año al frente del puesto para después dar el salto laboral al Ayuntamiento de Madrid como asesor del grupo municipal.

Pozuelo

Pero el caso de Regodón es solo el principio. El primer teniente alcalde de Pozuelo, Eduardo Oria, quien acabó en este territorio por decisión (en parte) del secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, también cuenta con una pareja colocada en la administración. Hablamos de la archiconocida en Collado Villalba como María del Mar Gil. Decimos Villalba porque su atropellado paso por este municipio de la sierra madrileña acabó con un cese fulminante, pero lo cierto es que el peso político de María del Mar en el Partido Popular le ha valido otro puesto como asesora de una de las concejalas del Ayuntamiento de Madrid. En este caso, María del Mar asesora a Paloma García, delegada del Área de Gobierno de Obras y Equipamientos del Consistorio que dirige José Luis Martínez Almeida.

Bajamos de escala y como cuarta teniente alcalde de Pozuelo nos encontramos con Mónica García Molina que también lidera la concejalía de familia. Quizás en este último puesto haya adquirido las dotes para colocar a su familia ya que su marido, Ignacio Ayres Janeiro, acaba de aterrizar en la Real Casa de Correos. El cónyuge de Mónica es nada más y nada menos que director general de Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid, un puesto por el que llega a rozar los 100.000 euros anuales de retribución. Un matrimonio rico gracias al erario público.

Tenemos ya la pareja de la alcaldesa, del primer teniente alcalde y de la cuarta teniente colocados en el Ayuntamiento de Madrid. Pero estos no son los únicos ni por asomo. Pozuelo también cuenta con personalidades ilustres dentro de su Ayuntamiento. La de Almudena Ruiz Escudero es una de ellas, pues es hermana de Enrique, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid y presidente del PP en este municipio. Este curioso y poderoso lazo tampoco ha impedido que Almudena se acogiera a un alquiler social por el que pagaba muy poco dinero a la par que cobraba alrededor de 70.000 euros públicos brutos como sueldo por su aportación al ilustrísimo Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón. El paso de Almudena por la política, quien ahora es concejala de de Obras, tampoco ha sido tranquilo, pero al menos se ha mantenido en el Consistorio desde 2007. Sí, nada menos que 15 años casi.

Pero Almudena Ruiz Escudero no es la única concejala de Pozuelo que tiene lazos con otra institución madrileña. La titular de cultura en la presente legislatura, Victoria Wharrier Palacios, ha conseguido colocar a su marido Javier Ramírez Caro en el Ayuntamiento de Madrid como concejal presidente de los distritos de Chamberí y de Fuencarral-El Pardo. Ambos políticos del Partido Popular se casaron hace unos meses en el parque público del Retiro en una ceremonia oficiada por el regidor capitolino José Luis Martínez Almeida como no podía ser de otra manera. Todo queda en los ayuntamientos ‘populares’ madrileños.

EL CORTIJO CONTINÚA CON LOS ASESORES

Pero el curioso parentesco entre cargos políticos del Partido Popular no solo ocurre entre los altos cargos de Pérez Quislant. También los asesores de la alcaldesa pozueleña mantienen lazos de sangre con otros cargos ‘populares’ en otras administraciones. Este es el caso de una de las nuevas secretarias de la alcaldesa, María del Valle Barcala Martín-Montalvo, hija del popular alcalde de Alicante, Luis Barcala. Tras estudiar varios cursos de producción audiovisual, Valle Barcala ha aterrizado en el Ayuntamiento de Pozuelo pero no para hacer vídeos sino para hacer labores de secretariado para la alcaldesa. Según apuntas fuentes cercanas a Barcala, la sorprendente llegada de la segunda hija del edil alicantino a la capital es debido a que un ilustrísimo cargo del Ayuntamiento de Pozuelo veranea de Alicante. ¡Qué suerte Valle!

la auxiliar de concejalía Ana Maria Cardalliaget está casada con el que algunos denominan el tesorero del PP en la sombra, Sebastián González

Pero los lazos entre Génova y el consistorio pozueleño no cesan y es que la auxiliar de concejalía Ana Maria Cardalliaget González está casada con el que algunos denominan el tesorero del PP en la sombra, Sebastián González Vázquez. Este poderoso ‘popular’ fue presidente de la Diputación Provincial de Ávila y ahora ejerce delicadas labores de tesorería en Génova. Cardalliaget es una de las concejalas que atesora mayor patrimonio dentro del ayuntamiento genovés por excelencia, es más, Ana Maria tiene un plan de bienes mobiliarios en el consistorio de Pozuelo y en el de Madrid según figura en su declaración de bienes. Todo queda en casa (y en el ayuntamiento).

Susana Pérez Quislant

Por si esto fuera poco, las ramas del árbol genealógico del PP de Pozuelo continúan creciendo llegando hasta la trama Púnica. Pérez Quislant tiene como consejero a José Ángel Erguido Cano que es hermano del polémico senador David Erguido Cano, un imputado en la trama Púnica por una presunta comisión de irregularidades relacionadas con malversación de fondos públicos en el Ayuntamiento de Madrid durante la época de Esperanza Aguirre. Su hermano, conocido cariñosamente como Josete, no es nuevo en el consistorio de la localidad y es que ya ha sido asesor en las precedentes legislaturas. Ahora, Josete es consejero y se embolsa casi 50.000 euros anuales por estar al lado de Pérez Quislant, la alcaldesa que ha instaurado en su consistorio una oficina de empleo y colocación. El mundo es un pañuelo y en Pozuelo más.