jueves, 21 octubre 2021 20:33

Las CCAA gobernadas por el PP recurrirán al contencioso-administrativo para que el lobo no sea especie no cinegética

el corte ingles

El vicesecretario nacional de Política Territorial del PP, Antonio González Terol, ha anunciado que las comunidades autónomas gobernadas por esta formación política van a presentar un recurso contencioso administrativo con el propósito de lograr que no esté prohibida la caza del lobo.

En declaraciones a los medios de comunicación, con motivo de su visita a la Feria Internacional para la Producción Animal, FIGAN 2021, que se celebra en Zaragoza, el dirigente ‘popular’ ha explicado que desde este miércoles, 22 de septiembre, el lobo es una especie no cinegética, «que no va a poder ser cazada», como hasta ahora sí lo era en Galicia, Castilla y León, Aragón, Asturias, Cantabria y País Vasco «para controlar su población».

Esto supone un «atentado al medio natural» y es «la antesala de la desaparición de la ganadería extensiva» ya que su caza en estos territorios permitía «que la población creciera a un ritmo razonable, pero sin reducir el número de cabezas de ganado extensivo, como parece que se puede producir a partir de ahora», ha sostenido González Terol.

Esta prohibición, ha continuado, «es incompatible» con los planes de gestión del lobo de las comunidades autónomas, de forma «que se acaban las ayudas que éstas tenían para compensar los daños que ocasiona este animal en las explotaciones».

Sobre el recurso, el vicesecretario nacional de Política Territorial del PP ha dicho que pretende que el Gobierno central «recapacite» y actúe «con rigor» y «por encima de sectarismos e ideologías».

A colación, ha recordado que en los últimos 30 años se ha incrementado el número de ejemplares de 300 a 3.000, «precisamente cuando se ha dejado de cazar el lobo en determinadas comunidades autónomas al norte del Duero».

SIN PRECEDENTES

González Terol ha esgrimido que la medida adoptada por el Gobierno central respecto al lobo «obedece a un procedimiento sin precedentes» en el seno de la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad, en la que siempre se había actuando con «consenso» y «unanimidad».

Esto no ha ocurrido en esta ocasión, «en la que se han dejado a un lado estos principios para imponer una ideología concreta», que también sigue el Gobierno de Aragón, ha dicho el dirigente ‘popular’.

A su entender, se ha «incumplido» el procedimiento establecido en el decreto que regula la inclusión de las especies protegidas en el listado de especies silvestres en régimen de protección especial.

Además, es una medida «que no está justificada» desde el punto de vista científico «ya que lo único que ha hecho el Gobierno de España es dar cabida a la petición de una asociación radical de conservación del lobo, sin atender la situación real de la especie», ha afirmado González Terol.

El vicesecretario nacional de Política Territorial del PP ha añadido que el propio informe del comité científico «recoge que es una especie de enorme valor vital, pero en ningún caso habla de la necesidad de incluirla en la lista de especies de especial protección».

El citado informe «también reconoce que los parámetros utilizados para esta valoración son tremendamente subjetivos y deberían ser modificados», ha apuntado el dirigente ‘popular’.

CONSECUENCIAS SANITARIAS

González Terol ha sostenido que la decisión también «contraviene» el informe «de quienes sí conoce la situación del lobo, como son los Colegios de Ingenieros de Montes, de Agrónomos o el propio Colegio de Veterinarios, que han desaconsejado» que el lobo sea especie no cinegética «por las consecuencias sanitarias que se pudieran derivar de su proliferación».

El vicesecretario nacional de Política Territorial del PP ha afeado al ministro de Agricultura, Luis Planas, «que haya estado totalmente ausente en la defensa de la ganadería».

«Ni está, ni se le espera, pero, por lo menos, no ha apoyado públicamente este golpe mortal a la ganadería y a los ganaderos», mientras que el director general de Medio Natural del Gobierno de Aragón, Diego Bayona, de Podemos, sí lo ha hecho «con su voto, en esa comisión, para la inclusión del lobo como especie especialmente protegida».

Esto es algo «que deberá de explicar el Ejecutivo autonómico y su presidente, Javier Lambán, a los ganaderos y agricultores, a los que se prohíbe que exista un control cinegético poblacional del lobo en el entorno de sus explotaciones», ha abundado González Terol.

DINÁMICA LAMENTABLE

El vicesecretario nacional de Política Territorial del PP ha rechazado «la dinámica lamentable» en la que ha entrado del Gobierno central respecto a la agricultura y la ganadería, con «recortes en las ayudas directas de la PAC» y una Estrategia 2050 de España «donde recomienda que se reduzca el consumo de carne».

Sobre esta cuestión, ha recordado que el ministro de Consumo, Alberto Garzón, «el ministro comunista, también ha aconsejado a los ciudadanos que dejen de consumir carne», a quien González Terol le ha reclamado «que explique esto a los ganaderos, cuando existen recomendaciones para que los niveles proteicos de los niños y las familias estén garantizados con el consumo de carne roja moderada».

González Terol ha incidido también en que el Ejecutivo debe recapacitar «sobre las medidas de la PAC» y estudiar el impulso en la Unión Europea de una Política Agraria Común «que beneficie al sector en España, no como ha hecho hasta ahora Planas».

Por otra parte, el dirigente ‘popular’ ha criticado el «desprecio» del Gobierno «a los problemas de los ciudadanos», como la afección del incremento del precio de la luz en las explotaciones ganaderas, «que hace que los costes de producción de vacuno, de leche» y agrícolas y ganaderos, en general, suban «y vayan a ser repercutidos a los consumidores finales».

El presidente del PP de Zaragoza, Ramón Celma, que ha acompañado a Antonio González Terol durante su visita a FIGAN, ha asegurado que «es un buen momento para que los que nos están gobernando se den cuenta de cuáles las necesidades reales de los ganaderos».

Celma ha comentado que hablando con un ganadero de Huesca, que tiene 80 cabezas de vacuno de leche, le ha trasladado que en unos meses ha incrementado su factura de la luz en 480 euros a 600 euros. «Una solución se puede dar desde las instituciones y es fundamental para que los costes de producción de las explotaciones agrícolas y ganaderas no se vean incrementados», ha apostillado, al considerar que «el problema de la luz y la energía está aumentando duramente y gravemente a nuestros ganaderos».

En Remolinos (Zaragoza), ha proseguido diciendo, «hay importantes ganaderos de vacuno intensivo, y se ha aprobado innecesariamente en nuestra comunidad autónoma una reforma intermedia de la PAC, que va a hacer que este tipo de ganaderos reciba 26 millones de euros menos por el mismo trabajo que hacían hace dos años». El presidente del PP Zaragoza ha estimado que este «es otro problema que quien está gobernando lo puede solucionar y, que mientas tanto está causando un grave perjuicio a nuestros ganaderos.

Igualmente, ha referido que lo que interesa a nuestros ganaderos es que se promueva el consumo de carne de calidad: «Está muy bien que vengan a visitar esta feria, pero también sería muy coherente que hace unas semanas no llamasen a nuestros consumidores a que dejen de consumir carne porque no va muy bien para el medio ambiente».