jueves, 21 octubre 2021 07:40

Vox pide a Ayuso que se oponga a zona de bajas emisiones de Almeida

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha exigido a la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, que se oponga a la zona de bajas emisiones del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y ella se limita a defender su política de movilidad.

En el Pleno de la Asamblea de Madrid, Monasterio ha hecho hincapié en que el primer edil se presentó a las elecciones proclamando «Carmena o libertad» así como prometiendo «levantar las restricciones de Madrid Central», y por ello desde su formación política le dieron su apoyo.

Pero, considera, que Almeida «traiciona todo e incumple todo» porque «teniendo la oportunidad cuando los tribunales tumban Madrid Central de levantarlo» no lo hace sino que «amplía todas las prohibiciones a toda la M30». «Ahora hay 800.000 madrileños que tienen un coche con el que no vana poder entrar y 75.000 autónomos con una furgoneta que no saben qué van a hacer con ella», ha lanzado, al tiempo que ha censurado que se este generando «un Madrid elitista de primera y un Madrid de segunda».

Para Monasterio, Almeida dijo que iba a levantar todas las restricciones pero se ha «asociado con los más comunistas». Por ello, ha instado a Ayuso a que diga con quién está, si «con el comunismo o con la libertad, con Carmena o con la libertad».

«Yo elijo libertad siempre. Sin ninguna duda. Me trae esta pregunta para hablar mal del alcalde de Madrid, yo no puedo decirle nada, no está entre mis competencias obligarle o no al alcalde a cumplir con normativas europeas como el resto de capitales. No lo sé. Solamente sé que tengo que seguir la política de circulación que siempre he creído, ofrecer todas las alternativas para que ciudadanos elijan transporte público y no usen vehículo privado», ha contestado la presidenta madrileña al tomar la palabra.

En este sentido, ha defendido que el Gobierno de la Comunidad va «por muy buen camino» y que seguirán fomentando el uso del transporte público, construyendo aparcamientos disuasorios, fomentando la movilidad en vehículos cada vez menos contaminantes y dando ayudas para ello, favoreciendo el uso de los puntos de recarga y aumentado los puntos de recarga de coches eléctricos.