jueves, 21 octubre 2021 19:06

Canarias prepara una primera línea de ayudas de 13 millones para los damnificados en La Palma

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha anunciado este viernes que su Ejecutivo ha empezado a realizar modificaciones presupuestarias para lanzar un primer paquete de ayudas por importe de 13 millones para los damnificados en La Palma tras la erupción del volcán de Cumbre Vieja.

En una rueda de prensa tras la celebración de un Consejo de Gobierno y una reunión con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, Torres ha comentado que seis millones se destinarán a cubrir ayudas de vulnerabilidad por la pérdida de vivienda y otros 7 millones se dirigirán al tejido productivo más afectado, caso del sector primario.

Además, ha comentado que se va diseñar un plan de empleo y formación para colectivos afectados y avanzado que se prepara una normativa urbanística para poder iniciar la reconstrucción cuanto antes en las zonas próximas a la lava y así mantener el «arraigo» de las personas que tienen las viviendas afectadas.

Torres ha dicho también que se estudian acciones de emergencia, como la posibilidad de construir una nueva carretera en la costa de Los Llanos de Aridane en el caso de que la lava sepulte la vía –el lunes el consejero de regional de Carreteras, Sebastián Franquis, visita la isla–.

El presidente ha valorado el compromiso del Estado con la isla a partir de la declaración de ‘zona catastrófica’ y la creación de un plan de reconstrucción, y también el «trabajo coordinado» con las instituciones de la isla.

En ese sentido, ha anunciado que se abrirá una oficina multidisciplinar de apoyo social, psicológico y administrativo a los afectados en Los Llanos de Aridane para conocer sus demandas y ofrecer respuestas personalizadas.

Con todo, ha insistido en que lo primero es la «emergencia inmediata» y en ese sentido, ha señalado que solo quedan dos personas con movilidad reducida en el albergue militar de Breña Alta –serán trasladadas a un centro sociosanitario– y una veintena de personas que «no han querido ir a otro sitio» porque quieren estra más cerca de la capital de la isla.

No obstante, ha dicho que el centro va a seguir abierto de forma permanente mientras dure la primera fase de emergencia.

Asimismo, ha vuelto a remarcar que se van a adquirir viviendas en la isla a través del Icavi y Visocan, en torno a 280, y el objetivo es «tenerlas cuanto antes» y obtener las cédulas de habitabilidad para que se pueda ocupar con rapidez.

Torres ha comentado también que se estudia la creación de viviendas modulares prefabricadas y hay negociaciones abiertas con la autoridad portuaria por si hace falta habilitar cruceros como alternativa de alojamiento.

«ESTE ES EL MOMENTO DE LA UNIÓN Y NO LES VAMOS A FALLAR»

El presidente, que se ha reunido también con el presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata, y la alcaldesa y el alcalde de Los Llanos de Aridane y El Paso, respectivamente, ha apuntado que «el volcán sigue activo y la noticia positiva es que no hay personas dañadas».

Según Torres, «este es el momento de la unión». «No les vamos a fallar», ha añadido.

El presidente del Cabildo, Mariano Hernández Zapata, ha comentado que La Palma vive «un día más de drama y de trabajo» para ayudar a los afectados que pierden sus viviendas, subrayando la buena coordinación que hay entre todas las administraciones y que ya se está culminando el traslado de las personas alojadas en ‘El Fuerte’ a centros sociosanitarios y recursos turísticos «para que estén atendidos de la mejor manera posible».

Ha valorado que se estén «poniendo soluciones sobre la mesa» entre todas las administraciones implicadas, lo que da «certeza y seguridad a los palmeros». «Juntos, unidos, seremos capaces de afrontar cuanto antes la reconstrucción», ha indicado.