domingo, 17 octubre 2021 02:04

Urkullu, preocupado por «la deriva» en la venta de ITP, recuerda que sus condiciones son «claras»

el corte ingles

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha mostrado su «desacuerdo y preocupación» por «la deriva» en la operación de venta de ITP por parte de Rolls Royce, y ha recordado al futuro comprador las condiciones «claras» del Gobierno Vasco para entrar en el capital de la empresa con un importante desembolso, si se mantiene su centro de decisión en Euskadi y accede al Consejo de Administración con un representante, entre otras cosas.

A través de las redes sociales, Urkullu ha querido expresar su «desacuerdo y preocupación» ante lo que considera una «deriva de la operación de la venta de ITP, ha reiterado la disposición que tiene su Ejecutivo y ha realizado «un nueva apelación» a los agentes implicados por un futuro para empresa «anclado en Euskadi».

El lehendakari ha recordado que el Gobierno Vasco ha mantenido desde hace meses, pero «con especial intensidad durante las últimas semanas, el compromiso de aportar y acompañar al futuro de la empresa ITP».

«Su venta, por parte de Rolls, ha dado paso a un proceso en el que, desde el inicio, hemos establecido unas condiciones claras ante el que será el futuro comprador», añade.

VOLUNTAD DEL GOBIERNO VASCO

En este sentido, explica que el Ejecutivo vasco accederá a su capital «con un importante desembolso, siempre y cuando ITP sea considerada estratégica en la industria aeronáutica, y su centro de decisión y su domicilio fiscal y social permanezcan en Euskadi».

«Será necesaria la definición de un proyecto industrial sólido con músculo financiero, en el que se mantenga la inversión, la apuesta por la I+D y por el empleo. Harán falta medidas de control para el cumplimiento de las condiciones acordadas y el Gobierno Vasco tendría un representante en el consejo de administración de la sociedad matriz», asegura.

El lehendakari asevera que «estas, y no otras, son las reglas de juego acordadas para que el Gobierno Vasco apoye la operación». «Seguimos apostando por ello y confiamos en que todos los agentes implicados mantengan el pulso por un futuro para ITP anclada en Euskadi», concluye.