viernes, 22 octubre 2021 20:44

Albares pone la diplomacia económica del Gobierno al servicio de las empresas españolas

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, José Manuel Albares, ha asegurado este lunes que la diplomacia económica es una prioridad para él y la ha puesto al servicio de las empresas españolas, cuyo papel de cara a la recuperación tras la pandemia es «fundamental», ha defendido.

Albares ha presidido un almuerzo en la sede del Ministerio con una veintena de representantes de las principales empresas españolas así como de las organizaciones empresariales, ante quienes ha asegurado que su «compromiso con los intereses económicos españoles y con el impulso de la diplomacia económica será constante».

«Será una de mis prioridades», ha recalcado, incidiendo en que precisamente por ello ha decidido poner la Dirección General de Diplomacia Económica directamente bajo su control y no de un secretario de Estado, como ocurría hasta ahora.

En este sentido, les ha prometido que usará la diplomacia económica «para apoyaros en lo que necesitéis, en lo que os pueda ser útil, como un instrumento más al servicio del crecimiento económico y de la prosperidad de España», toda vez que las empresas están llamadas a jugar un «papel fundamental» en la recuperación económica y para garantizar que esta sea «justa».

«La política exterior que impulso os garantizo que siempre tendrá en cuenta los intereses económicos de España y de las empresas españolas que vosotros representáis», ha dicho a los presentes. «Quiero trabajar en la solución de problemas que se os presentan y en el apoyo en las necesidades que detectéis», ha abundado Albares.

El ministro de Exteriores, que accedió al cargo en sustitución de Arancha González Laya el pasado 12 de julio, ha reivindicado que las empresas son «actores fundamentales» de la acción exterior española y ha confiado en que también sean «motores de la recuperación», según ha informado su departamento.

«Vuestra contribución, como empresas de sólida presencia internacional, es fundamental como motor de innovación y de creación de empleo», ha sostenido, defendiendo que también son «reflejo de los valores de nuestra sociedad: el compromiso con la sostenibilidad, la innovación tecnológica, la excelencia y el liderazgo».

Entre los presentes han estado el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi; el de Caixabank, José Ignacio Goirigolzarri; el de Acciona, José Manuel Entrecanales; el de Ferrovial, Rafael del Pino; el de Enagás, Antonio Llardén; el de Talgo, Carlos de Palacio; el director ejecutivo de Repsol, Josu Jon Imaz; y el de Sacyr, Manuel Manrique.

También han asistido la presidenta de FCC, Esther Alcocer; el vicepresidente de Telefónica, Eduardo Navarro; el del BBVA, José Manuel Cendoya; y la consejera delegada de Iberdrola, Ángeles Santamaría, entre otros, según han informado fuentes diplomáticas.