lunes, 18 octubre 2021 15:32

La AN reubica a la juez que sustituyó a Campo para evitar el colapso de la sección que dictará la sentencia de ‘caja b’

La Audiencia Nacional ha reubicado a la juez María Teresa García Quesada, que sustituyó al ex ministro de Justicia Juan Carlos Campo, aprovechando la vuelta de este último a su plaza de magistrado para reforzar la Sección Segunda de la Sala de lo Penal, pendiente de dictar la sentencia del juicio sobre el presunto pago de parte de la reforma de la sede nacional del PP con dinero de la ‘caja ‘b’, ante la precaria situación en dicha sección.

García Quesada entró en junio de 2020 en la Sección Tercera para suplir a Campo, entonces en situación administrativa de servicios especiales para atender sus obligaciones al frente de Justicia. Sin embargo, el ya ex ministro recuperó su puesto el pasado 10 de agosto, quedando la juez de refuerzo adscrita a la Sala de lo Penal en términos generales a expensas de lo que se pudiera necesitar de ella.

El presidente de la Sección Segunda, José Antonio Mora Alarcón, la requirió para cubrir una baja temporal de un magistrado que hasta entonces se estaba resolviendo con «mecanismos de sustitución interna», pero el presidente de la Sección Tercera, Alfonso Guevara, también solicitó que García Quesada se quedara «teniendo en cuenta el volumen de causas pendientes de enjuiciamiento», sin perjuicio de que pudiera dar un «apoyo puntual» a otras secciones.

Inicialmente, la presidenta de la Sala de lo Penal, Concepción Espejel, decidió que García Quesada continuara adscrita a la Sección Tercera, pero al final ha optado por reubicar a la juez de refuerzo en la Sección Segunda, debido a la precaria situación que atraviesa, según explica el acuerdo alcanzado por la Sala de Gobierno de la Audiencia Nacional el pasado 20 de septiembre.

Mora Alarcón alertó el 17 de septiembre en un escrito de que «en esa fecha y en dicha sección (la segunda) solo había dos magistrados en activo, toda vez que el resto se encontraban en situación de baja médica», por lo que resultaba «imposible» la firma y deliberación de los asuntos pendientes y la celebración de los juicios ya señalados.

Así las cosas, para evitar la «paralización» de la Sección Segunda, Mora Alarcón solicitó un magistrado de refuerzo y Espejel propuso que fuera García Quesada, algo a lo que la Sala de Gobierno de la Audiencia Nacional ha accedido.

A LA ESPERA DE LA SENTENCIA

Cabe recordar que entre los asuntos más importantes que tiene entre manos la Sección Segunda de la Sala de lo Penal se encuentra la sentencia del conocido como juicio de la ‘caja b’, que se celebró entre el 8 de febrero y el 20 de mayo.

El tribunal escuchó versiones contradictorias sobre la existencia de una contabilidad paralela en el PP a lo largo de 27 sesiones en las que se analizó si los famosos ‘papeles’ del ex tesorero ‘popular’ Luis Bárcenas son veraces o no.

Entre los apuntes de Bárcenas estaban entregas de dinero al arquitecto Gonzalo Urquijo como pago de parte de la reforma de la sede nacional de Génova que tuvo lugar entre 2005 y 2010.

Por ello, tanto Urquijo como su socia en la empresa Unifica, Belén García, se sentaron en el banquillo de los acusados junto al ex gerente ‘popular’ Cristóbal Páez, quien controló el día a día de las obras.

Además, testificaron los ex presidentes del Gobierno José María Aznar y Mariano Rajoy, ex secretarios generales y ex ministros del PP que negaron todas las afirmaciones de Bárcenas sobre que conocían la existencia de una contabilidad extraoficial o que cobraron ‘sobresueldos’ procedentes de ella.