martes, 26 octubre 2021 13:50

El Gobierno de Canarias prevé retomar las clases en La Palma la próxima semana

La Consejería de Educación del Gobierno de Canarias prevé reiniciar la próxima semana la actividad lectiva en los centros educativos de La Palma tras haberse tenido que suspender como consecuencia de la erupción volcánica producida en la isla. Asimismo, 132 alumnos de escuelas unitarias que se han visto afectadas por el volcán serán reubicados en el antiguo colegio Acerina.

La consejera de Educación, Manuela Armas, ha indicado en comisión parlamentaria que ya ha pedido información a los centros sobre la situación de los servicios de luz, agua e Internet, así como sobre el estado del profesorado, y ha movilizado a los servicios de orientación de La Palma para el tratamiento emocional que habrá de prestar a docentes y alumnos.

Respecto a los municipios afectados por la erupción: El Paso, Los Llanos de Aridane y Tazacorte, la consejera detalló que hay veinte centros educativos en los que están matriculados 4.073 alumnos. En concreto, en El Paso hay cinco centros; en Los Llanos, trece, y en Tazacorte, dos. La idea es que las clases empiecen lo antes posible.

Manuela Armas ya se ha reunido con los directores y directoras de estos centros para conocer la situación de los alumnos, del profesorado y del personal no docente, pues muchos de ellos han perdido sus casas. En este sentido, se les ha enviado un cuestionario para conocer su situación y poder dar una solución a cada uno de los problemas surgidos, apuntó la consejera.

En cuanto a las escuelas unitarias, un total de 132 alumnos de los CEIP Las Manchas, Jedey, Los Campitos (destruido por la lava), Todoque y María Milagros Acosta asistirán a clase en el colegio Princesa Acerina, donde serán trasladados por un servicio de transporte que facilitará la propia Consejería de Educación.

Armas ha explicado que este centro cuenta con comedor, canchas deportivas y residencia escolar, lo que va a permitir que alumnos de FP que venían de otras zonas a Los Llanos de Aridane se puedan alojar de lunes a viernes y asistir a clase, así como niños mayores de 6 ó 7 años que se están quedando en otros municipios. El transporte escolar de la Consejería también se encargará de su traslado.

La consejera ha señalado que con esta medida se pretende que los niños permanezcan juntos y que vuelvan a una situación de «normalización», pues la situación en muchas de sus casas es de «angustia». Además, destacó que se les garantiza el servicio de comedor y las familias podrán dedicarse «a lo que puedan» el tiempo que los niños están en el colegio.