martes, 19 octubre 2021 19:58

El juez delimita el análisis de los correos de Monedero y solo estudiará los relativos a Neurona

El juez a cargo de la investigación del ‘caso Neurona’ ha estimado pertinente delimitar el análisis de los correos electrónicos del cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero y estudiar únicamente los mensajes intercambiados con la consultora mexicana que da nombre a la causa y que justificarían los 26.200 euros que cobró.

Fuentes jurídicas han confirmado que el titular del Juzgado de Instrucción Número 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, ha acordado estimar el recurso de reforma presentado por la defensa del exdirigente ‘morado’, al que hace dos semanas se adhirió la Fiscalía de Madrid para oponerse al auto por el que se ordenaba a la Policía Científica redactar informe sobre los correos.

Las mismas fuentes han precisado que Monedero reclamaba al juez que la investigación se delimitara sobre cuatro correos específicos que recogen conversaciones con la consultora Neurona sobre los trabajos realizados y en los que además se adjunta un factura. Anteriormente el exdirigente se opuso a que la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) redactara el informe y pidió que estuviera a cargo de la Policía Científica, algo a lo que finalmente accedió el instructor.

LA FACTURA

Monedero figura como investigado en el ‘caso Neurona’ por una factura emitida el 30 de diciembre de 2018 por valor de 30.000 dólares en concepto de «300 horas de consultoría presencial Buenos Aires, México y Colombia» por la que el 25 de enero de 2019 recibió un ingreso bancario de 26.200,31 euros de Neurona Consulting.

Tanto el juez como la UDEF creen que se trata de una factura falsa que encubriría una comisión que Monedero habría recibido por su supuesta intermediación para que Podemos contratara a la filial española de Neurona Consulting –Neurona Comunidad– para las elecciones generales celebradas el 28 de abril de 2019.

En su declaración del 15 de marzo, Monedero negó que la factura en cuestión fuera falsa y atribuyó los errores que contenía a que no es un experto en hacer facturas. Ese mismo día aportó unos ‘emails’ con Andrea Edlin López –socia mexicana de Neurona–, con los viajes realizados y las horas de trabajo imputables a cada uno, y un documento adjunto llamado ‘factura’. También dio un historial de los billetes emitidos a su nombre por Iberia en 2018 donde figuran vuelos a México, Colombia y Argentina.

El juez Escalonilla pidió a la UDEF que comprobara las fechas de los correos electrónicos, al tiempo que solicitó a Iberia que entregara los billetes de avión que constan en el historial de vuelos, mientras que al propio Monedero le reclamó el contenido de los ‘links’ de los actos en los que participó durante sus viajes de trabajo para Neurona.