martes, 19 octubre 2021 19:34

El kamikaze de la M-50 reitera su arrepentimiento en su última palabra

Kevin C.B., acusado de la muerte de un conductor de 20 años tras embestirle su coche en dirección contraria, ha hecho este lunes uso de su última palabra en el juicio para reiterar su arrepentimiento por el «error» que cometió la mañana del 15 de septiembre de 2019 cuando decidió subirse a su coche con unas copas de más.

El juicio ha quedado visto para sentencia tras la última palabra del acusado. «Pido perdón por mi error. Estoy arrepentido», ha dicho el joven dirigiéndose al tribunal de jurado y al tribunal.

Mañana está previsto que el Jurado Popular que ha enjuiciado los hechos emita a la Sala su veredicto en relación a si los hechos constituyen un homicidio doloso o imprudente como sostiene la defensa del chico.

La Fiscalía de Madrid solicita 15 años de cárcel para Kevin por un delito de homicidio en concurso con conducción temeraria y otro contra la seguridad vial, al igual que solicita la acusación particular en nombre de la familia del joven fallecido.

Su defensa sostiene que se trató de una imprudencia al no asumir el riesgo que se podía producir al ir bajo los efectos del alcohol y con exceso de velocidad.

En su declaración, el acusado manifestó que no recordaba nada de esa mañana tras venir de una noche de fiesta en un karaoke con sus amigos, solo que tenía sueño y que se saltó la salida de su casa.

Se trata del primer caso de un delito contra la seguridad vial que llega a juicio en Madrid. La víctima era un joven de 20 años que la mañana del 15 de septiembre de 2019 se dirigía a su tercer día de trabajo.