jueves, 21 octubre 2021 07:23

La lava se sitúa a algo más de kilómetro y medio de la costa tras sobrepasar el barrio de Todoque

La lava del volcán de Cumbre Vieja (La Palma) se ha situado a 1,6 kilómetros de la costa después de que alrededor de las 19.00 horas del domingo haya sobrepasado el núcleo del barrio de Todoque, cuyos vecinos fueron desalojados hace días de manera preventiva.

Así lo ha informado el director técnico del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico de Canarias (PEVOLCA), Miguel Ángel Morcuende, que agrega que la lava ha atravesado la carretera LP-213 a la altura de la localidad, y discurre aproximadamente a unos 150 metros hacia el oeste del centro de dicho núcleo poblacional.

En este sentido, expuso que el frente de la colada se encontraba a las 20.15 horas a unos 1.600 metros en línea recta de la costa, en dirección noreste, bordeando la montaña de Todoque. No obstante, ha apuntado que la trayectoria de la lava se adecuará a las características del terreno.

Con todo, esta situación no ha generado nuevos desalojos dado que la dirección de la colada sigue dentro de la zona de exclusión establecida, y todos los habitantes habían sido desalojados con anterioridad.

Morcuende ha indicado de igual modo que la lava sigue el recorrido de la colada principal y su velocidad media es de unos 100 metros por horas debido a que está más caliente porque emana de una mayor profundidad del volcán –a unos 10 kilómetros–, lo que hace que aumente su fluidez.

Al respecto, ha detallado que el frente de la lengua está siendo empujado por nueva lava que, aunque en el frente de la colada se va enfriando, su interior sigue muy caliente, en torno a los 1.200 grados, lo que la hace más fluida.

La altura media de la colada se sitúa, en el frente de la misma, entre unos cuatro y seis metros, y la anchura máxima de la lengua en unos 600 metros, señala.

Además, el director técnico ha recordado que se pueden seguir produciendo momentos de mayor explosividad, que pueden sentirse en un radio de unos cinco kilómetros de distancia del centro emisor y generar rotura de cristales, por lo que recuerda que se extremen las precauciones.

Finalmente, Respecto a la caída de cenizas en otras zonas de la Isla, explica que esta circunstancia va a depender de la dirección del viento, y recuerda que si bien no afecta a la salud, sí es importante, para evitar problemas respiratorios y oculares, su correcta manipulación: usar mascarillas FFP2, gafas de protección, guantes y ropa de manga larga.