sábado, 23 octubre 2021 13:24

Aragonès y Borràs apoyan a Torra un año después de su inhabilitación recibiéndolo en el Parlament

el corte ingles

El presidente del Govern, Pere Aragonès, y la del Parlament, Laura Borràs, han recibido este martes al expresidente del Govern, Quim Torra, al cumplirse un año de su inhabilitación por delito de desobediencia al no retirar una pancarta a favor de los dirigentes independentistas entonces en prisión, pese a la orden de la Junta Electoral.

Borràs consideró conmemorar con esta recepción en el Despacho de Audiencias el aniversario de su inhabilitación, que se ha celebrado poco antes de que Aragonès abra el Debate de Política General, su primero como presidente del Govern.

Aragonès ha tachado de injusta la inhabilitación de Torra, que forma parte de la «causa general de determinados poderes del Estado español» contra el independentismo –que tiene como forma más dura la prisión y el exilio como el del expresidente Carles Puigdemont, en sus palabras–, situación ante la que defiende la amnistía y el derecho a la autodeterminación.

Ha avisado de que alcanzar estos objetivos requiere de generosidad, responsabilidad y unidad de los que se plantean la independencia como horizonte, algo que ha augurado que se abordará en el Debate de Política General: «Aunar fuerzas, unidad estratégica para sobreponernos a un Estado que mantiene la represión como vía de gestionar un conflicto».

Borràs ha agradecido la labor de Torra durante su Presidencia, tanto para «recuperar el autogobierno de Cataluña, que había sido arrebatada por el 155», como a la hora de afrontar la pandemia de Covid-19, haciendo escuchar la voz de Cataluña para exigir medidas y medios para combatir el coronavirus, según ella.

«Este Parlament le votó para que fuese el presidente de la restitución y, para vergüenza nuestra, fue el de la destitución», ha lamentado la presidenta, que ha calificado de arbitrariedad judicial la inhabilitación de Torra, y ha añadido que dejó la Presidencia de manera injusta y dolorosa.

QUIM TORRA

Torra, que ha agradecido a Borràs la invitación y a Aragonès su presencia, ha asegurado que no se arrepiente de nada y que volvería a hacer lo mismo, y ha asegurado que hay una causa contra el independentismo por una «actitud demofóbica y represiva del Estado», en la que ha enmarcado que se procese por pertenencia a organización terrorista a imputados de la ‘Operación Judas’, a los que ha expresado su solidaridad.

De cara al Debate de Política General, Torra ha pedido que se enfoque hacia la defensa de la vida y la lucha contra el cambio climático, y en que el independentismo «sea capaz de plantear a la ciudadanía un programa, un plan, un horizonte» para lograr la independencia, ante lo que ha descrito como una represión que no se detiene, como cree que evidencia la detención y puesta en libertad de Puigdemont.

Borràs ha recibido a Torra a las puertas del Parlament, donde ha llegado entre aplausos de diputados independentistas, y han caminado hacia la sala de audiencias de la Cámara, en la que le esperaban el vicepresidente de la Generalitat, Jordi Puigneró, mientras que Aragonès se ha incorporado después.

También han participado en el encuentro la vicepresidenta primera de la Mesa, Alba Vergés; la secretaria segunda, Aurora Madaula, y el secretario tercero, Pau Juvillà, todos miembros independentistas de la Mesa, de la que también forman parte diputados del PSC-Units, que no han acudido a la recepción.