sábado, 16 octubre 2021 14:24

Encuentran las áreas cerebrales implicadas en las alucinaciones auditivas de los pacientes con esquizofrenia

Investigadores de FIDMAG Hermanas Hospitalarias, adscritos al Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (CIBERSAM), han desarrollado un paradigma, publicado en la revista ‘Scientific Reports’, que arroja luz sobre cuáles son las áreas cerebrales implicadas en las alucinaciones auditivas en pacientes con esquizofrenia.

Según los resultados de la investigación, este tipo de alucinaciones están relacionadas con una perturbación del lenguaje y/o de las funciones que sirven para mantener el habla en la consciencia, descartando que se trate de un mecanismo perceptivo.

La esquizofrenia es un trastorno mental severo y crónico que afecta al 1 por ciento de la población mundial. Está caracterizada por importantes cambios en el funcionamiento mental que conducen a una pérdida de contacto con la realidad, alteraciones cognitivas y un importante declive social y ocupacional.

Las personas con este trastorno muestran delirios, alucinaciones, cambios en el humor y un discurso desorganizado. También son comunes la falta de motivación y la conducta desorganizada. Los primeros síntomas de la esquizofrenia aparecen típicamente en los jóvenes adultos. El periodo usual de debut de los síntomas en hombres es entre los 18 y 25 años y, en las mujeres, suelen presentarse entre los 23 y 35 años

HACIA UNA BÚSQUEDA DE TRATAMIENTOS

Establecer la base cerebral de las alucinaciones auditivas representaría un primer paso importante hacia la búsqueda de tratamientos que se dirijan específicamente a este síntoma que con frecuencia genera mucha angustia a las personas con esquizofrenia que lo padecen. Hay que tener en cuenta que hasta el 70 por ciento de los pacientes con esquizofrenia sufre alucinaciones auditivas, que se experimentan como una voz ajena que habla al paciente, y, frecuentemente, presentan un contenido despectivo.

Hasta ahora, no se conocían bien las bases neurobiológicas de este síntoma y una de las muchas teorías era que las alucinaciones auditivas se deben a una activación de la corteza auditiva inapropiada, de modo que se genera una falsa percepción de estímulos auditivos a nivel cerebral.

«Con los resultados de nuestra investigación, se puede descartar que la experiencia de este tipo de alucinaciones se base en un mecanismo perceptivo. Más bien, parece que se trata de una perturbación del lenguaje y/o lasfunciones que sirven para mantener el habla en la consciencia», explica la doctora Edith Pomarol-Clotet, directora de FIDMAG e investigadora del proyecto.

En la investigación, se utilizó la neuroimagen funcional (resonancia magnética funcional) para estudiar qué partes del cerebro se activan tanto durante la experiencia de voces como en la percepción del habla real. Se instruyó a quince pacientes con diagnóstico de esquizofrenia que experimentaban alucinaciones de forma casi continua para que pulsaran un botón dentro del escáner cada vez que oyeran una voz, y otro botón en respuesta al oír habla real con características semejantes a sus propias voces.

Sorprendentemente, mientras el habla real provocó una activación fuerte a lo largo de la corteza temporal superior, que alberga la corteza auditiva, la experiencia de alucinaciones auditivas no provocó ninguna activación en estas regiones. En cambio, se evidenciaron activaciones provocadas por las alucinaciones en zonas implicadas en el lenguaje, incluyendo las áreas clásicas de Broca y Wernicke. Estas y otras zonas contiguas también juegan un papel fundamental en la memoria a corto plazo.

El trabajo, publicado en la revista ‘Scientific Reports’, ha sido llevado a cabo por la doctora Paola Fuentes-Claramonte, el doctor Peter J. McKenna, la doctora Edith Pomarol- Clotet y sus colaboradores de la fundación para la investigación FIDMAG Hermanas Hospitalarias, con la colaboración de la la Universitat Pompeu Fabra (UPF) de Barcelona e investigadores de cuatro centros de Hermanas Hospitalarias de Cataluña: Centro Hospitalario Benito Menni CASM, Hospital Sant Rafael, Hospital Sagrat Cor y Hospital Mare de Dèu de la Mercè.