domingo, 24 octubre 2021 18:24

Más de un millón de kilos de plátanos sin recoger en la última semana en La Palma

El Gobierno de Canarias ha informado este martes de que durante la última semana se ha dejado de recoger más de un millón de plátanos en La Palma por los efectos adversos de la erupción volcánica y la nube de ceniza.

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, se ha reunido de forma telemática con el consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo de La Palma, José Adrián Hernández, y las entidades plataneras asociadas a Asepalma, para abordar la difícil situación que atraviesa el plátano en La Palma y plantear alternativas para minimizar el impacto de la crisis volcánica.

Durante el encuentro, se abordó la significativa pérdida económica que sufre el sector como consecuencia, entre otras circunstancias, de la imposibilidad de recoger la fruta en las zonas afectadas que han quedado incomunicadas e inaccesibles, así como los problemas que está ocasionando la ceniza en la fruta de toda la isla.

Por ello, se ha activado un informe de daños con técnicos de la Consejería y el Cabildo de La Palma para tramitar las indemnizaciones previstas por el Ministerio.

Otro de los problemas a los que se enfrenta el sector agrícola es la afección que se produce en la red de riego con el avance de la lava, por lo que Gobierno de Canarias, Cabildo y entidades asociadas a Asepalma trabajan de forma coordinada en la búsqueda de alternativas al riego en las zonas del Valle de Aridane dañadas por la lava, entre ellas, la posibilidad de habilitar desaladoras.

Además, se puso sobre la mesa la posibilidad de adelantar el 70% del Posei en el primer abono que se realiza a final de año y se mantienen reuniones regulares con las entidades bancarias para que puedan adelantar esas ayudas en condiciones preferentes con el objetivo de aportar liquidez al sector lo antes posible.

Las administraciones han acordado fijar reuniones periódicas para estudiar la evolución del volcán y coordinar las actuaciones a tenor de los problemas que vaya presentando la crisis volcánica.