sábado, 16 octubre 2021 13:13

Piqué avisa que el populismo no se combate con más populismo

el corte ingles

El exministro Josep Piqué ha advertido este martes, delante del líder del PP, Pablo Casado, que el populismo «no se combate con más populismo» sino «desde la firmeza de las convicciones expresadas con moderación y con sentido común». A su entender, ése es el sentido que «ha inspirado siempre al Partido Popular» y es «esencial» ante la «deriva» que se está viviendo en España.

Así se ha pronunciado en una mesa bajo el título ‘Concordia, Constitución y patriotismo’ en el marco de la segunda jornada de la Convención del PP que se celebra en Valladolid, en la que también ha participado el ex ministro Marcelino Oreja y el historiador Manuel Álvarez Tardío. El coloquio ha sido moderado por el diputado del PP Adolfo Suárez Illana.

Piqué ha señalado que dentro de cada sociedad democrática hay «caballos de Troya» con fuerzas políticas y sociales que «cuestionan los valores y principios, pretendiendo sustituirlos». «Hay que estar muy atentos», ha avisado, para añadir que «esos adversarios están ahí» y «son cada vez más agresivos».

El exministro de Exteriores ha advertido de que el camino que siguen los populismos de los dos extremos del espectro político es ir dotando al Poder Ejecutivo de «una preponderancia creciente sobre el Legislativo y Judicial que acabe minando la división de poderes». Se trata de «ningunear» al Parlamento y «abusar» del mecanismo de los decretos ley.

«El otro camino es socavar la independencia del Poder Judicial y lo estamos viendo todos los días», ha apostillado, para añadir que son caminos que llevan a la «arbitrariedad política», la «limitación de las libertades» y la «pérdida de la esencia del parlamentarismo y de la democracia liberal».

En este sentido, el exministro ha dicho que hay que ser «muy consciente» de que «no se combate el populismo con más populismo» sino que se le combate «desde la firmeza de las convicciones expresadas con moderación y con sentido común», unas palabras con las que ha cosechado un fuerte aplauso del auditorio.

RECHAZA QUE LOS POPULISMOS SEAN IMPARABLES

Según ha dicho, ése es el sentido que ha inspirado «siempre al PP» y es «absolutamente esencial» ante la «deriva» que están viendo dentro del propio Ejecutivo. «Un país no es admirado ni respetado cuando cambia sus políticas de Estado en función de la alternancia política», ha añadido.

En este sentido, delante de Casado, Pique ha apelado a que cada uno «ejerza su responsabilidad desde la firmeza de las convicciones, sabiendo que la firmeza y el sentido común son armas potentísimas» para que los ciudadanos lo acaban valorando.

De hecho, Piqué ha destacado que en las elecciones alemanas el 80% del Parlamento alemán corresponde a fuerzas política europeístas y ha rechazado la tesis de los que creen que el avance del populismo es imparable. «No es verdad. Si se plantean las cosas con coherencia y firmeza, la respuesta de los ciudadanos suele ser la respuesta adecuada», ha añadido.

LA MONARQUÍA NO ES PATRIMONIO DE UN PARTIDO

Además, el exministro de Exteriores ha destacado que la monarquía es una institución básica que «no puede ser patrimonio de nadie porque es patrimonio de todos» y ha pedido evitar la «deslegitimación» que buscan aquellos que quieren «avanzar hacia el autoritarismo».

Eso sí, Piqué ha pedido a combatir también aquellos que «pretenden hacer de la institución algo exclusivo y excluyente», en alusión velada a Vox. Según ha insistido, hay que defender la monarquía sabiendo que es «patrimonio de todos, no de una fuerza política determinada».

Por su parte, el exministro Marcelino Oreja ha recordado a los que jugaron un papel decisivo en la Transición como Juan Carlos I y ha situado a Adolfo Suárez como «modelo» en patriotismo y concordia. Sin embargo ha lamentado que aquella concordia y amistad civil de 1978 haya acabado en «la discordia que se manifiesta en la política y en los medios de comunicación, tal vez más que en la sociedad y en la vida diaria de los ciudadanos».

En una intervención plagada de citas a Julián Marías, Carmen Iglesias, Claudio Sánchez Albornoz o Adolfo Suárez, ha asegurado que, igual que Fernando Savater, «no se ha estado educando en España para la convivencia pluralista sino para 17 formas de autismo diferentes».

Tras expresar su «preocupación» por la situación actual, con «odio» a personas e instituciones, se ha preguntado por qué hoy día se mira «con desprecio aquellos valores de 1978 y se juzga tan negativamente la historia nacional».

ÁLVAREZ TARDÍO: «LA IMPOSICIÓN DE UNA LLAMADA MEMORIA HISTÓRICA»

Por su parte, Manuel Álvarez Tardío ha señalado que el PP tiene «un papel importante que hacer, que está en la centralidad del sistema político». Según ha añadido, ese papel central se debe a que lo que está en peligro es «la idea misma de la Constitución como la garantía del pluralismo».

Tras asegurar que en España tienen un problema con el llamado «revisionismo histórico» y «la imposición de una llamada memoria histórica», ha indicado que la «ofensiva de la izquierda radical» contra la Transición y la Concordia influye «en el discurso del PSOE». «En el Partido Socialista se ha producido una peligrosa deriva porque está dejando de defender muchos d ellos valores que había defendido hace tiempo», ha avisado.

Finalmente, Adolfo Suárez ha llamado a «aprender» de lo que ocurrió en la Guerra Civil y la Transición y ha criticado que en este momento haya una «deslegitimación permanente del adversario político». «Seamos capaces de aprender de ese pasado e instauremos el presente eterno a través de la concordia», ha concluido.