domingo, 24 octubre 2021 13:52

Vox achaca los episodios broncos en el Congreso al vicepresidente del PSOE: Con Batet no pasa

El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha responsabilizado de los últimos episodios broncos vividos en el Pleno del Congreso al vicepresidente primero de la Cámara, el socialista Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, cuando le toca presidir la sesión, pues cree que con la presidenta titular, Meritxell Batet, u otros miembros de la Mesa, no ocurren esas cosas.

El último incidente tuvo como protagonista al diputado de Vox José María Sánchez García, juez en excedencia, que llamó «bruja» a la portavoz de Igualdad del PSOE, Laura Berja, que estaba en la tribuna. Gómez de Celis, que en ese momento presidía la sesión, le conminó a retirarlo y, ante la negativa del diputado, le llamó al orden y acabó ordenando su expulsión. Al final, y tras una suspensión del pleno durante diez minutos, el parlamentario retiró sus palabras.

Según confirmaron fuentes parlamentarias, este incidente provocó que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, llamara a su despacho al portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, para dejarle claro que no se podía consentir que en el hemiciclo se cuestionase la labor de la presidencia, la ejerciese quien la ejerciese.

Pero la polémica ha seguido y, en la reunión de la Mesa del Congreso de este martes, los representantes de Unidas Podemos han pedido a la Presidencia más ‘dureza’ contra Vox e incluso aplicar sanciones «contundentes».

En rueda de prensa, Espinosa de los Monteros ha subrayado que, bajo la presidencia de Batet «no suele haber grandes polémicas», y en cambio, los casos más graves, se han producido «siempre con la misma persona» de presidente, en referencia a Gómez de Celis. «Qué casualidad. A ver si el problema va a ser ése –ha comentado–. Yo creo que sí».

A su juicio, el diputado socialista andaluz ejerce la Presidencia del Pleno «de manera sectaria y poco proporcional», y «siempre interrumpe al orador del mismo partido».

Y, en el episodio de «bruja», cree que Gómez de Celis aplicó «erróneamente» el Reglamento al tratar de expulsar al diputado de Vox, y de hecho no aplicó la misma medida minutos después al representante de Compromís, Joan Baldoví.