sábado, 16 octubre 2021 15:00

García Egea: «Tenemos muy claro que en nuestros gobiernos los radicales no tienen presencia»

el corte ingles

El secretario general de los ‘populares’, Teodoro García Egea, ha recalcado este miércoles que el PP es el «gran partido del centro derecha, un partido moderado, firme y europeísta» y por ello ha afirmado: «En nuestros gobiernos los radicales no tienen presencia, no pueden decir lo mismo Ximo Puig o Pedro Sánchez».

García Egea se ha pronunciado en así, en la visita a la Plaza de Toros de Valencia para supervisar el cierre de la Convención Nacional, preguntado por el bloqueo a la extrema derecha en las negociaciones para conformar Gobierno en Alemania y por sobre si Pablo Casado seguirá el consejo del expresidente de Gobierno Mariano Rajoy de centrarse en la «eficacia» económica porque sirve para «evitar» la llegada de populismos.

Al respecto, ha recalcado que el PP «tenemos muy claro lo que somos» y «desde luego no estamos de acuerdo a dejar nuestros principios a un lado para firmar acuerdos con cualquiera, como sí están dispuestos Ximo Puig o Pedro Sánchez». «El resto de partidos tendrán que dar sus explicaciones sobre lo que hacen», ha señalado.

En ese sentido, ha afirmado que quien haya seguido al PP durante estos tres años «ha visto cuál nuestra estrategia» y es que «tenemos muy claro que queríamos liderar a una gran mayoría españoles de centro derecha y aglutinar el voto en torno a una opción moderada, europeísta y de futuro».

Así, ha mantenido que las coaliciones de Gobierno del PP han sido con «Cs y con fuerzas regionalistas como Navarra Suma y, sobre todo, teniendo la mano a casi 12 formaciones que estaban arraigadas al territorio».

Por tanto, ha afirmado: «Si algo se puede destacar estos tres años de Pablo Casado ha sido su europeísmo, su firmeza, su convicción en temas fundamentales y su capacidad para mantener los principios y formar gobiernos de libertad».

En ese sentido, ha sostenido que estos principios serán los que se destaquen en el futuro como «la razón por la que durante estos tres años el PP no solo ha sabido aguantar con una fragmentación del espectro nunca antes vista», sino sobre todo poder «celebrar una convención como esta que hace tres años, cuando Casado tomó las riendas del PP, no se podía hacer producido».